Toma de Decisiones

Todo en nuestra vida requiere una construcción a través de diferentes procesos integrados, por eso, la toma de decisión es esencial, pues decidimos a cada momento sobre todo, por lo tanto, cada decisión es parte de una construcción completa. Una toma de decisiones más consciente para construir paz, empieza con una decisión simple: Decidimos conectarnos afuera con lo que corresponde con nuestra paz adentro. Cuando estamos conscientes de que desde la decisión más simple, como levantarnos o acostarnos, hasta la más compleja, como un cambio de país, está construyendo constantemente lo que experimentamos en nuestra realidad, percibimos la importancia de conocer de verdad lo que resuena con nuestra paz interior. Últimamente, he decidido tomar cada decisión en el presente. Esto ha cambiado mucho la forma en la que me relaciono conmigo misma y con el mundo, pues cada momento depende de mi paz, de aquello para lo que estoy preparada desde mi propia sabiduría. Lo que en este momento puede ser un NO, en 5 minutos de reflexión puede volverse un SI, y lo que puede ser un SI en este momento, en un segundo puede ser un NO, pues, a parte de estar preparados, todo tiene un tiempo apropiado para ser expresado. Para nosotros, que queremos construir un mundo en paz, estos tips son una forma de conectarnos más con nuestro presente y decidir de acuerdo con esa paz interior que queremos expresar en la Tierra:
  1. Para identificar cómo sentimos la paz dentro de nosotros, cerramos los ojos y pensamos en la paz. Percibimos cómo nos sentimos, cómo sentimos nuestro cuerpo. Este es nuestro estado personal de paz, una brújula apropiada para expresar nuestra paz interior y construir la paz exterior.
  2. Cada decisión tomada, en todo momento, desde nuestra paz, nos lleva por el camino del aprendizaje a nuestro propio ritmo, entonces, sabiendo cómo sentimos la paz adentro, podemos pensar en las opciones disponibles y escoger aquella con la que sentimos nuestra paz. Si entre las opciones todavía ninguna nos hace sentir paz, tomemos un tiempo para reflexionar y percibir otras opciones.
  3. Nuestra mente y nuestra expresión también pueden estar alineadas con la paz que sentimos, por lo tanto, percibiendo cómo nos sentimos cuando pensamos o expresamos algo, podemos empezar a implementar otras maneras de pensar e de expresarnos.
Sólo nosotros sabemos lo que es apropiado para nosotros, pues sólo nosotros podemos sentir la afinidad con nuestras opciones en el momento presente. Asumiendo la responsabilidad por la toma de decisiones en todo momento, percibimos que podemos contribuir, de manera asertiva, en la construcción de una sociedad en paz y sostenible. Todo está en constante transformación, por eso es esencial mantener una conexión presente con nuestra paz. Cuando tomamos todas nuestras decisiones desde nuestro sentimiento de paz, percibimos otras posibilidades que conectan nuestra realidad con nuestra paz interior.

Comenta