Archivo de la etiqueta: tranquilidad

Costumbres

La costumbre puede habernos llevado a abrazar muchos lugares emocionales en nuestra vida, pero también nos puede traer de regreso a casa, reconectarnos con nosotros mismos (clic aquí para leer sobre venir a nosotros).

Podemos cambiar de hábitos un sinnúmero de veces (clic aquí para leer sobre cambio de hábitos), pero hay un hábito que fortalece nuestra confianza en nosotros mismos, intensifica nuestra autosuficiencia, nos lleva a encontrar la medida apropiada para expresarnos y para dar y recibir, es tomar cada decisión desde nuestra paz.

Decidir desde nuestra paz nos lleva a aceptar que estamos en constante movimiento, más allá del tiempo y del espacio, y que la única forma de encontrar paz afuera es seguir la paz que sentimos dentro en el presente.

La costumbre de decidir desde nuestro sentimiento de paz revela una faceta tranquila y conectada de nosotros mismos. Nuestra integridad nos lleva a permanecer en un estado de flujo en el que en todo momento encontramos recreación integrada a nuestra creatividad y a la forma de contribución personal desde nuestra autenticidad (clic aquí para leer sobre recreación).

Cómo envejecer sin complicaciones (eBook – Amazon Kindle)

Envejecer es para la gran mayoría de los seres humanos, sinónimo de arrugas, enfermedad, soledad, depresión, en fin todos los adjetivos posibles que hacen ver a esta etapa como el comienzo del fin. Muchos de estos sentimientos están ayudados por la publicidad que continuamente hace sentir a sus usuarios que lo “in” es verse joven.

Desafortunadamente, experimenté con personas cercanas a mí, como perdían sus ganas de vivir y se iban sumergiendo en esa neblina que algunos llaman “vejez”; por esta razón una de mis tareas primordiales, consistió en hacer una análisis de las causas principales que llevaban a tantas personas a asumir una actitud derrotista y de manera quizá inconsciente, dejar de lado sus sueños y quizá hasta sus ganas de vivir.

Debo reconocer que inicialmente no fue este mi plan, inicialmente buscaba llegar al por qué la etapa de la menopausia impactaba a tantas mujeres y de una manera tan negativa, entre otras razones porque ya llegaba a los cincuenta y me acercaba a experimentarla por mí misma. Observe como muchas la asumían como la peor etapa de sus vidas, el fin tanto de su vida reproductiva, como de sus propios deseos de vivir.

Mi meta siempre estuvo centrada en romper ese paradigma, y puedo decir que lo hice y salí airosa de esa batalla. Ahora me he propuesto transitar el camino a la vejez con todo el entusiasmo, con ganas de hacer realidad una gran cantidad de proyectos; por esta razón decidí escribir el libro: “Como envejecer sin complicaciones”, y quiero hacer énfasis en esta palabra “envejecer”, pues de ninguna manera pretendo patentar la fórmula de la eterna juventud, pero si dar a conocer una serie de elementos que me han permitido sentirme bien, física, mental y espiritualmente. De seguro las temidas arrugas terminarán surcando mi rostro, de pronto un día ya no tendré la agilidad y elasticidad de las que hoy gozo.

¡Pero no será esa catástrofe apocalíptica que en mis días de juventud observé y temí para mí!

Porque he aprendido a conocerme y he adoptado estrategias que me permitirán llegar a una edad avanzada (a menos que el universo tenga otro plan), con ganas de vivir y ayudar a otros a hacerlo; como espero lograrlo si se deciden a leer mi libro. Escrito con mucho amor, de manera sencilla y con un lenguaje fácil de entender.

Para comprar el libro “Cómo envejecer sin complicaciones” entra a Amazon.com (clic aquí para leer una sección gratis y comprar el libro).

Constanza Calderón

¿Es Realmente de Corazón?

Esta semana he enfocado mi atención en las interacciones humanas de quienes queremos integrarnos a través del amor, la transparencia, el respeto, la integridad y la coherencia, y he percibido que el supuesto conocimiento y la búsqueda de la “verdad”, pueden ser la base de la segregación. Cuando percibimos que todo conocimiento que poseemos hace parte de la realidad en que vivimos (así sea imperceptible desde el sistema perceptivo de alguien), podemos usar el conocimiento integrado a la experiencia para construir nuestra propia sabiduría, en vez de hacer lo que hacemos por costumbre: querer imponer nuestra verdad a los demás y sentirnos víctimas separadas porque no quieren escuchar lo que decimos.

En todas las áreas de nuestra vida como seres humanos sociales (científica, espiritual, religiosa, política, etc.), hemos transmitido conocimiento con una tendencia a la polarización que genera conflicto, separación y oposición, muchas veces basados en lo que nos cuentan y no en lo que experimentamos o vivimos. Usamos nuestra mente para definir si algo es bueno o malo y a partir de ahí escogemos la información desde las emociones creadas por las creencias, la cuestión es cuando sentimos algo como verdadero porque nos sentimos bien y decimos que es del corazón estando inconscientes de que viene de una emoción.

Como nos hemos acostumbrado a que decimos que viene del corazón todo lo que nos hace sentir eufóricos, hemos ignorado que tenemos emociones que hemos clasificado como “buenas” que no nos llevan a actuar sino a reaccionar sobre las situaciones de la vida, desde nuestro interés personal. Todo lo que sentimos, pensamos y expresamos tiene un impacto en lo que construimos, en todo y todos alrededor, entonces la reacción desde la emoción viene de la mente que todavía no está realmente integrada al todo, en cambio la acción desde el corazón viene del sentimiento de unidad usando la mente para ponerla en contexto de la manera más apropiada posible desde nuestro conocimiento y experiencia integrados (clic aquí para leer sobre conectarnos con nuestro corazón)

Siempre que queremos evaluar el origen de nuestras formas de sentir, pensar y expresarnos con palabras y acciones, para entender si son realmente de corazón, podemos hacernos las siguientes preguntas:

  1. ¿Estamos integrando? Cuando integramos estamos enfocados en integrar y transmitir para construir, si segregamos juzgamos (positiva o negativamente), comparamos y culpamos (clic aquí para leer sobre responsabilidad).

  2. ¿Nos sentimos tranquilos? Cuando la decisión viene del corazón sentimos paz, si viene de la mente y está desalineada del corazón se sienten estados emocionales como intranquilidad, dolor, tristeza, euforia, felicidad, ansiedad, estrés, etc.

  3. ¿Podemos expresar de manera transparente lo que decidimos? Cuando somos capaces de encontrar la forma apropiada de expresar nuestras decisiones de manera integrativa y respetuosa (clic aquí para leer sobre el respeto), logramos poner la mente a disposición del corazón usando la transparencia (clic aquí para leer sobre transparencia).

Nuestro corazón siempre busca integración a través de la coherencia, transparencia, respeto e integridad, así que nuestras decisiones tomadas basadas en esta certeza construyen con las bases más sólidas que podemos crear como seres humanos en el presente. Todo lo que es construido desde un extremo de polaridad tiende a encontrar su extremo de destrucción, así que mientras más íntegra y alineada a nuestro corazón es nuestra construcción, más estabilidad encuentra para perpetuarse y continuar su evolución a través de la consciencia. Construyamos desde la integración y percibamos la transformación de todas las áreas de nuestra vida y nuestra sociedad.

Con amor,
Ángel

Potenciando Nuestra Respiración

La respiración es una parte esencial de nuestro proceso de nutrición, ya que el oxígeno que entra a nuestros pulmones es transportado a todas las células de nuestro cuerpo para llevar a cabo el proceso de respiración celular, que ocurre en las mitocondrias, y que, a través de la oxidación de los nutrientes dados al cuerpo a partir de nuestra nutrición (clic aquí para leer sobre micronutrientes y regeneración celular) produce la energía que nuestro cuerpo necesita para mantener nuestras funciones vitales y permitirnos poner nuestra creatividad en marcha (clic aquí para leer sobre creatividad desde la sublimación).

A medida que conocemos mejor nuestro cuerpo logramos entender que hay una manera más apropiada de respirar para aprovechar el 100% de nuestra capacidad pulmonar y aumentar nuestros niveles de energía comiendo apenas lo apropiado para nuestro momento (clic aquí para leer sobre nutriendo más comiendo menos). Siguiendo estos simples pasos podemos potenciar nuestra respiración:

  1. Posición: la posición más apropiada para una respiración más eficiente es mantenernos con la espalda recta, sea acostados o sentados, con los hombros abiertos y el abdomen contraído.

  2. Inhalación: para una respiración más eficiente es esencial que inhalemos el aire por la nariz (para quienes hemos tenido rinitis y nos hemos acostumbrado a respirar por la boca necesitamos volver poco a poco a acostumbrar la nariz para que el aire se abra el espacio que le pertenece dentro de la vía aérea nasal (clic aquí para leer sobre cómo me libré de la rinitis), pues la nariz sirve como filtro del aire que respiramos.

  3. Movimiento externo: a medida que va entrando el aire a los pulmones el movimiento externo de expansión debe comenzar en la parte alta del abdomen (donde está el diafragma) y expandirse hacia el esternón (expandiendo el pecho y manteniendo los hombros quietos), cuando sale el aire el movimiento de contracción comienza en el esternón y finaliza en la parte alta del abdomen.

  4. Exhalación: cuando hemos expandido totalmente el esternón podemos iniciar una exhalación lenta por la nariz.

Para aumentar nuestra capacidad pulmonar podemos realizar esta respiración nasal completa contando los segundos mientras inhalamos, mantenemos el aire, exhalamos y esperamos para iniciar el proceso de nuevo. A medida que aumentamos la cantidad de segundos en estos procesos percibimos un aumento de nuestra tranquilidad y de nuestra energía personal y creativa. La idea es mantener esta respiración en todo momento, así que necesitamos integrar esta práctica para percibir su efecto en todas las áreas de nuestra vida.

Con amor,
Ángel

Historia de un Ser…

Hoy te cuento la historia de un ser en estado alterado que vivía en lo alto de un cerro y que empezó a cantar odas al viento. Apaciguaba su ser el intenso entendimiento de que es su expresión que lo llena de amor. Ya entendida la materia, percibió que cuando lo hacía circulaba su energía y lo ponía en estado de alegría y plenitud.

Este es el relato de una dinámica fácil y práctica, de cómo nos transformamos reviviendo los momentos motivacionales simples, que siempre hemos cargado en nuestro corazón. Cuando hacemos lo que nos nace del corazón elevamos nuestra frecuencia vibratoria de paz, entramos en un estado de flujo y reconexión con nosotros mismos y todo lo que existe alrededor.

Haciendo cosas simples como cantar, reír, cocinar, compartir, leer, escribir, o cualquier otra cosa que hagamos con amor, logramos sentir nuevas dimensiones de las mismas situaciones y percibir nuevos aspectos de las mismas personas. Es maravilloso percibir como simples acciones inclusivas pueden expandir nuestra percepción y enseñarnos que siempre hay otras maneras de canalizar la energía, como destinándola a construir hábitos que nos hagan sentir más conectados con todo y todos a nuestro alrededor.

Hagamos una lista de todo lo que nos aleje de estar tranquilos y otra de todo lo que nos genera paz. Volvamos hábitos diarios todos los que nos conecten con la fluidez del momento presente y empecemos a ejercitar la expresión desde nuestro corazón (integridad, coherencia, transparencia y respeto) (clic aquí para leer sobre empoderar hábitos).

Con amor,
Ángel

Aprobándonos desde adentro en 3 pasos

A medida que he ido avanzando en mi propio proceso de empoderamiento personal, he percibido que hay un punto muy sensible en la manera en la que nos relacionamos con el mundo: La Aprobación Externa. Algunos de nosotros aprendimos que nuestro éxito en la vida depende de la aprobación externa, de lo que los demás piensan de nuestra vida, de nuestros proyectos, de nuestras relaciones, y llegamos a olvidarnos un poco de nuestra propia aprobación interna porque no nos conocemos lo suficiente para poder entender nuestros propios deseos y límites.

De alguna manera, como mencioné en el artículo sobre el ego (clic aquí para leer el artículo completo), todos vivimos en un contexto y necesitamos alinear, por lo menos, nuestras acciones a las leyes del lugar en el que estamos, pues hacemos parte del colectivo, y, a parte de esto, a veces encontramos expectativas sociales que nos hacen pensar que necesitamos ser o actuar de cierta forma para tener éxito, pero como vimos en el artículo ¿Qué nos merecemos? (clic aquí para leer el artículo completo) el éxito es el resultado feliz de un acto, es simplemente llegar a los resultados que son más apropiados para nosotros mismos, no implica necesariamente casarnos, tener mansiones, empresas, carros, hijos, es tan simple como vivir nuestro presente de la manera más auténtica e íntegra posible, aprobándonos plenamente.

Para poder seguir nuestro camino real conectado con nuestra esencia, es fundamental que nos conozcamos lo mejor posible, pues somos todos diferentes, cada uno de nosotros tiene una estructura similar pero las conexiones con los acontecimientos y las reacciones a ellas varían, desde lo que consideramos placentero a lo que consideramos incómodo, por eso necesitamos evitar un poco ese fanatismo por seguir referenciales (clic aquí para leer sobre fanatismo), pues sólo nosotros mismos podemos conectarnos con la manera más apropiada de construir nuestra propia realidad y para esto necesitamos realmente aprobarnos desde el interior. Podemos hacerlo siguiendo estos 3 pasos:

  1. FORTALECER NUESTRA CONEXIÓN INTERIOR: Para que logremos esto, es necesario que nos demos un espacio en el día para que estemos solos, algunos momentos en silencio para sentirnos y entendernos mejor, otros haciendo algo que nos guste y que podamos hacer solos. Al crear este espacio en nuestro día, empezamos a percibir nuevas cosas en nosotros que amplían nuestra percepción y nos permiten cuestionarnos sobre lo que está en nuestra vida que necesita salir para dar paso a nuestro presente desde el corazón (clic aquí para leer sobre conectarnos con nuestro corazón).

  2. PRIORIZAR LO QUE NOS TRAE TRANQUILIDAD: A medida que vamos avanzando en nuestro tiempo a solas, nos damos cuenta de lo que nos trae tranquilidad, de esos momentos en los que sentimos que todo fluye, cuando trabajamos, cantamos, escribimos, dibujamos, jugamos, etc. Cuando empezamos a priorizar estas acciones es más fácil percibir aquello en nuestra vida que nos saca de nuestro centro y no nos trae tranquilidad, así podemos decidir en consecuencia para poder mantener un ambiente en el que nos sintamos en armonía y podamos atraer personas que están en esa misma frecuencia para construir con ellas (clic aquí para leer sobre conectarnos con la neutralidad).

  3. CONSTRUIR A PARTIR DE NUESTRA ESENCIA: Teniendo claro lo que disfrutamos podemos empezar a integrar otras acciones, solos o acompañados, que tengan el propósito de traer armonía a nuestra vida a partir de nuestros talentos y nuestra esencia. Mientras más nos aprobamos a nosotros mismos desde lo que nos trae tranquilidad en todas las áreas de nuestra vida, mas conectados estamos con las personas que vibran esa armonía, mejorando así nuestras relaciones de adentro hacia afuera (clic aquí para leer sobre elevar nuestra experiencia).

Conozcamos lo que nos permite fluir y amémoslo lo suficiente para que aprobarnos sea nuestra única opción. Cuando nos aprobamos estamos expresando que confiamos en nosotros mismos y así podemos tomar las decisiones más apropiadas para nuestra propia vida. ¿Nos aprobamos totalmente?

Con amor,
Ángel