Archivo de la etiqueta: sociedad

Sobre Responsabilidad

Asumir la responsabilidad por decidir de manera coherente con nuestra paz, requiere de nuestra atención a lo que pensamos, sentimos y expresamos en todo momento. Para construir con otros podemos ir más allá de las obligaciones que creamos desde lo que pensamos que necesitamos.

Cuando confiamos en nuestras decisiones para construir en el presente de forma sostenible, aumentamos la confianza en nosotros mismos y el nivel de responsabilidad por todo con lo que nos comprometemos desde la convicción y la certeza de que estamos listos para contribuir alineados a nuestra paz y al contexto presente.

Es esencial confiar en nuestra construcción personal para poder confiar en la construcción personal de todos los individuos de la sociedad y así poder construir juntos desde la libertad de ser quienes somos desde nuestra integridad.

Desde nuestra paz entendemos la medida apropiada entre dar y recibir, nos relacionamos desde la certeza de que estamos donde queremos estar y aprendemos que nuestra palabra tiene valor y que somos responsables por nosotros mismos.

Ejemplo Sólido

Como seres humanos, se percibe la incoherencia que se hace presente cuando no se sabe lo que se quiere y, aún así, se busca una falsa seguridad tratando de controlar todo alrededor. De esta manera, se adquieren mecanismos para transmitir a los demás una imagen diferente de lo que se es y se justifica la hipocresía de predicar sin aplicar.

Todos podemos transformarnos, es una decisión, existe la posibilidad de que seamos una versión diferente, consciente e íntegra de nosotros mismos. Esto requiere mucha reflexión, percepción, transparencia y ejercicio de nuestra voluntad, alineada al propósito de integración y paz. Veamos algunos aspectos para ejercitar ser el ejemplo que queremos del mundo:

  1. Transparencia: percibiendo la decisión que tomamos al responder podemos entender cómo reaccionamos, para poder transformar la forma en que nos expresamos. Podemos responder con la verdad o no responder, es siempre nuestra decisión.(clic aquí para leer sobre ejercitar la transparencia)

  2. Neutralidad: siempre tenemos la opción de enfocarnos en nuestro propio proceso, de construir, de trabajar, de nutrirnos, entonces, ¿es necesario destinar nuestro tiempo y energía para juzgar o criticar, sea negativa o positivamente? No, y el tiempo y la energía que ahorramos son bienvenidos en nuestros proyectos personales. (clic aquí para leer sobre neutralidad)

  3. Respeto: la aceptación y el conocimiento nos permiten aprender a respetarnos desde lo básico que es la nutrición de nuestro cuerpo, de nuestra relación con nosotros mismos y de nuestra relación con el mundo y con los demás.(clic aquí para leer sobre el respeto).

  4. Coherencia: decimos que es importante ser coherentes, pero, ¿somos coherentes entre lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos?, recordemos que la coherencia sólo se logra a través de la integridad y del autoconocimiento, pues lo único que realmente queremos es construir paz desde adentro, lograr vivir la integración de nuestra verdad con la verdad de los demás, alineada al contexto. (clic aquí para leer sobre coherencia).

Escuchando, percibiendo e integrándonos como individuos sociales nos alineamos con la paz que todos deseamos, y que sólo puede ser experimentada en la sociedad cuando la sentimos dentro y aprendemos a expresarla (clic aquí para leer sobre paz).

Con amor,
Ángel