Archivo de la etiqueta: realidad

Más allá de las etiquetas


Nuestra mente busca definir todo lo que vivimos para fortalecer nuestra identidad, pero podemos entrenarla para que se identifique con la seguridad de vivir en el presente.

Vivir en el presente implica entender que todo está en constante movimiento y que al mismo tiempo hay consistencia cuando construimos desde nuestra paz interior.

Somos todo, tenemos el potencial de construir paz dirigiendo nuestros recursos, de manera consciente, hacia ese propósito, las etiquetas integradas potencian esa construcción, estar totalmente alineados con cada una de nuestras decisiones de pensamientos, sentimientos, palabras y acciones es la base para ser la paz que queremos del mundo.

Nuestra experiencia más allá de las etiquetas revela nuestras verdaderas afinidades y nuestra autenticidad, nos permite aceptar que somos más de lo que pensamos y nos lleva a ampliar nuestra percepción sobre nuestra realidad.

La evidencia está en nuestra experiencia, depende de nosotros percibirla y decidir sintonizar con aquello que realmente queremos construir.

Integridad



Más allá de los modelos existentes, con los que nos identificamos tratando de encajar en la sociedad, está nuestra integridad. Para experimentar la integridad en nuestra vida, es esencial ampliar nuestra percepción sobre algunos temas, pues sólo así podemos aceptarnos como realmente somos y construir desde nuestra paz.

Nuestra mente abraza lo que nos parece bueno y rechaza lo que nos parece malo. Esto es diferente para cada uno de nosotros, por ejemplo, pudimos haber nacido en una familia que consideramos buena y nos apegamos a ella y otros en una familia que consideran mala y la rechazan, incluso hay hijos de los mismos padres que se apegan o rechazan desde su propia percepción y su búsqueda de aprobación externa.

Mientras más nos conocemos, mejor entendemos el papel de nuestra mente. Lo que en un momento consideramos bueno y nos genera apego, en otro momento podemos considerarlo malo y rechazarlo, por lo tanto la única identidad verdadera viene de la aceptación de todo lo que somos para poder decidir desde nuestro verdadero deseo de paz en el presente.

Para vivir desde la integridad, nuestra mente debe estar receptiva para entender lo que sucede como es y a partir del sentimiento de paz decidir la manera más apropiada de actuar en el presente. Esto quiere decir que aceptamos todo lo que consideramos bueno y malo en nosotros y lo integramos de la manera más apropiada en el contexto en el que estamos.

Nuestra vida puede ser percibida como un todo, cuando decidimos ser transparentes, coherentes con nuestra paz y respetuosos con nuestro espacio y recursos en todos los niveles, construimos todo a partir de ahí, esa es la base de nuestra autoconfianza y de la construcción integrada de nuestra propia experiencia.