Archivo de la etiqueta: propósito

Más allá de las etiquetas


Nuestra mente busca definir todo lo que vivimos para fortalecer nuestra identidad, pero podemos entrenarla para que se identifique con la seguridad de vivir en el presente.

Vivir en el presente implica entender que todo está en constante movimiento y que al mismo tiempo hay consistencia cuando construimos desde nuestra paz interior.

Somos todo, tenemos el potencial de construir paz dirigiendo nuestros recursos, de manera consciente, hacia ese propósito, las etiquetas integradas potencian esa construcción, estar totalmente alineados con cada una de nuestras decisiones de pensamientos, sentimientos, palabras y acciones es la base para ser la paz que queremos del mundo.

Nuestra experiencia más allá de las etiquetas revela nuestras verdaderas afinidades y nuestra autenticidad, nos permite aceptar que somos más de lo que pensamos y nos lleva a ampliar nuestra percepción sobre nuestra realidad.

La evidencia está en nuestra experiencia, depende de nosotros percibirla y decidir sintonizar con aquello que realmente queremos construir.

Creciendo a través de la Recreación

Cuando nos enfocamos en construir desde nuestra paz, la recreación es un aspecto esencial, ya que es la manera de integrar todas las áreas de nuestra vida en nuestro propio propósito de paz. Es momento de aprender más sobre nuestra forma personal de construir lo que nos hace fluir. Es tan sencillo como vivir en nuestro propio presente y tomar decisiones desde nuestra paz en cada momento. Esto quiere decir que estamos tan conscientes y conectados con nuestra esencia, que confiamos en cada decisión que tomamos desde la paz para construir una vida íntegra. Podemos decidir vivir nuestra vida como un todo, donde nuestras áreas personal y profesional se hacen una, pues permitimos que nuestra esencia sea la base de todo y expresamos nuestra autenticidad. De esta manera, percibimos el tiempo diferente, apenas entendemos que nuestra área personal contribuye para nuestra área profesional, y que nuestra área profesional también contribuye para nuestra área personal, así que la planificación se hace dispensable y cada momento podemos recrearnos y disfrutar la vida. La información que recibimos a través de las conversaciones, películas, libros, música, o cualquier otra fuente, puede ser usada para recrear todo lo que construimos desde nuestro propósito de paz. Esto nos hace sentir que estamos siempre construyendo un mundo de paz, con cada decisión que tomamos.

El Juego de la Vida

La vida es básicamente un juego en el que aprendemos las reglas básicas del lugar en el que estamos para poder “encajar” en el modelo actual. Cuando pensamos en ello como un rompecabezas es como si cogiéramos cualquier pieza y la encajáramos a la fuerza donde no se encaja naturalmente, al final se obtiene incoherencia. Cuando empezamos a cuestionarnos sobre todo en nuestra vida, percibimos que hay estrategias de juego que nos permiten conocernos profundamente para poder realmente encajar en ese rompecabezas en infinita expansión, es ahí cuando el resultado que tenemos es coherente.

Aplicando el mismo ejemplo del rompecabezas a nuestra propia vida, podemos percibir que, desde la incoherencia, tenemos varias posibilidades de encajar a la fuerza nuestras propias piezas, todo lo que somos, sea por el dominio de nuestra mente o por los patrones inconscientes que cargamos, pero sólo una manera de encajar todo naturalmente: construyendo desde lo que potencia nuestra paz.

Así que para quienes queremos construir una sociedad íntegra, coherente, transparente y sostenible desde la paz interior, aquí hay algunas acciones que podemos integrar a nuestra vida para inspirar la integridad desde el ejemplo:

  1. Autenticidad: ser auténticos va más allá de lo evidente, es conocernos de verdad, entender que es lo que realmente potencia nuestra paz interior para ponerlo en práctica y construir desde nuestros talentos integrados a nuestra personalidad, la manera apropiada para contribuir en este momento, dejar de seguir modelos para seguir nuestro corazón.

  2. Contribución: ejercitando nuestra autenticidad, entendemos que la competencia se vuelve obsoleta, pues aprendemos a construir nuestros propios sueños sin necesidad de ganar o querer lo mismo que alguien, es de esta manera que contribuimos, hacemos apenas lo necesario desde la certeza de quienes somos en esencia (clic aquí para leer sobre integración de nuestra esencia).

  3. Expresión: a medida que contribuimos desde nuestra autenticidad, percibimos la importancia de ajustar nuestra expresión personal. La forma en que pensamos y sentimos está tan alineada y coherente que al hacer un gesto, llevar a cabo una acción o emitir cualquier palabra que esté desalineada con ellos, percibimos que hay otras formas que necesitamos buscar y ejercitar para darle coherencia y poder a lo que transmitimos, sobre todo cuando somos conscientes de la importancia de ser el ejemplo de lo que queremos construir como sociedad.

La regla del juego de la vida más importante para construir es: pensamiento, sentimiento y expresión deben estar alineados a un propósito, depende de nosotros decidir hacerlo desde nuestro propósito de paz (clic aquí para leer sobre activar nuestro modo propósito).

Con amor,
Ángel