Archivo de la etiqueta: propósito de paz

Instinto, Intuición y Propósito

Para construir todo en nuestra vida, es esencial que empecemos a expresarnos más alineados con nuestro propósito de paz, pues eso potencia la integración de todo lo que somos para construir la sociedad en paz con la que siempre soñamos. Cuando invertimos nuestros recursos en pensamientos y expresiones coherentes con ese sueño, con su significado apropiado, damos más energía a aquello que queremos, así los resultados son cada vez más evidentes.

Como sociedad hemos usado el término instinto, que por definición es una reacción animal de conservación, para justificar nuestras decisiones, lo que en algún momento en el que no sabíamos comunicarnos y respetarnos puede haber sido útil, pero que hoy en día podemos cambiarlo por el uso de la palabra intuición, que es la facultad de entender las cosas instantáneamente, es decir, ahora que podemos enfocarnos en construir desde una comunicación más transparente y relaciones más auténticas, podemos confiar en nuestra intuición para continuar nuestro desarrollo sostenible.

Este camino de construcción es una serie de decisiones que nos lleva a proyectar el estado de nuestra vibración actual, con los elementos conscientes e inconscientes, por este motivo, cuando nuestro deseo es la paz universal, es necesario integrar el pensamiento constante del deseo de manifestar esa paz que viene de aceptar nuestra esencia, esto programa nuestro inconsciente, para que estemos cada vez más alineados a nuestra integridad, y guía nuestra intuición para mantenernos siempre por ese camino de infinito aprendizaje desde todo lo que potencia nuestra paz en el presente.

A medida que, como individuos sociales, hacemos de la paz nuestro propósito en común, el resto de los recursos se transforman en el medio para llegar a la paz, algunos necesitan ser ajustados, otros apenas potenciados, pero, al final, todo nos enseña que la integración es inherente al propósito de la paz (clic aquí para leer sobre activar nuestro modo propósito).

Con amor,
Ángel

El Juego de la Vida

La vida es básicamente un juego en el que aprendemos las reglas básicas del lugar en el que estamos para poder “encajar” en el modelo actual. Cuando pensamos en ello como un rompecabezas es como si cogiéramos cualquier pieza y la encajáramos a la fuerza donde no se encaja naturalmente, al final se obtiene incoherencia. Cuando empezamos a cuestionarnos sobre todo en nuestra vida, percibimos que hay estrategias de juego que nos permiten conocernos profundamente para poder realmente encajar en ese rompecabezas en infinita expansión, es ahí cuando el resultado que tenemos es coherente.

Aplicando el mismo ejemplo del rompecabezas a nuestra propia vida, podemos percibir que, desde la incoherencia, tenemos varias posibilidades de encajar a la fuerza nuestras propias piezas, todo lo que somos, sea por el dominio de nuestra mente o por los patrones inconscientes que cargamos, pero sólo una manera de encajar todo naturalmente: construyendo desde lo que potencia nuestra paz.

Así que para quienes queremos construir una sociedad íntegra, coherente, transparente y sostenible desde la paz interior, aquí hay algunas acciones que podemos integrar a nuestra vida para inspirar la integridad desde el ejemplo:

  1. Autenticidad: ser auténticos va más allá de lo evidente, es conocernos de verdad, entender que es lo que realmente potencia nuestra paz interior para ponerlo en práctica y construir desde nuestros talentos integrados a nuestra personalidad, la manera apropiada para contribuir en este momento, dejar de seguir modelos para seguir nuestro corazón.

  2. Contribución: ejercitando nuestra autenticidad, entendemos que la competencia se vuelve obsoleta, pues aprendemos a construir nuestros propios sueños sin necesidad de ganar o querer lo mismo que alguien, es de esta manera que contribuimos, hacemos apenas lo necesario desde la certeza de quienes somos en esencia (clic aquí para leer sobre integración de nuestra esencia).

  3. Expresión: a medida que contribuimos desde nuestra autenticidad, percibimos la importancia de ajustar nuestra expresión personal. La forma en que pensamos y sentimos está tan alineada y coherente que al hacer un gesto, llevar a cabo una acción o emitir cualquier palabra que esté desalineada con ellos, percibimos que hay otras formas que necesitamos buscar y ejercitar para darle coherencia y poder a lo que transmitimos, sobre todo cuando somos conscientes de la importancia de ser el ejemplo de lo que queremos construir como sociedad.

La regla del juego de la vida más importante para construir es: pensamiento, sentimiento y expresión deben estar alineados a un propósito, depende de nosotros decidir hacerlo desde nuestro propósito de paz (clic aquí para leer sobre activar nuestro modo propósito).

Con amor,
Ángel