Archivo de la etiqueta: palabras

Pensamientos y Emociones

Cada pensamiento, emoción, palabra y acción tiene una intención que nace de nuestro sistema de creencias, una programación inconsciente con la que hemos concordado para satisfacer las necesidades que hemos creado en nuestra experiencia.

Cuando empezamos a relacionarnos con el mundo, nuestra programación está presente, nuestra forma de pensar, sentir, actuar y expresarnos es influenciada por ella, lo que nos lleva a construir desde la familiaridad de priorizar nuestro placer emocional.

Cada emoción se alimenta de los pensamientos presentes y de nuestra programación inconsciente atrás de ellos, aquello que los justifica. De esta manera entendemos que para integrar la energía de nuestras emociones negativas y positivas, es esencial instalar creencias que nos permitan conectar con nuestra paz en el presente.

La felicidad en un sistema de creencias, puede ser la tristeza en otro, la paz que sentimos en el presente es una señal de que estamos haciendo apenas nuestra parte, respetamos cada construcción personal, encontramos nuestra medida apropiada.

Comunicar

La comunicación es un aspecto muy importante en nuestra vida, más de lo que podemos pensar. Hemos aprendido a comunicarnos de diferentes maneras a través de gestos, expresiones, palabras y actos para transmitir lo que pensamos y sentimos, la cuestión es aprender a comunicarnos de la manera más apropiada para nosotros, pues cada uno tiene un mundo mental, sentimental y físico diferente, por lo tanto es esencial conectarnos con nosotros mismos para comunicarnos con todo lo que somos.

Cuando percibimos la comunicación como una herramienta de construcción, entendemos que es esencial trabajar nuestra coherencia entre lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos, pues cada uno de estos aspectos fortalece lo que construimos.

Hay momentos apropiados para comunicarnos, para mantener el silencio, para transmitir lo que somos, para construir con todo y todos alrededor, la comunicación es la forma de expresar nuestra intención, a partir de aquí construimos nuestra vida.

Transmutación del Ser: 4 aspectos para conectarnos con quienes realmente somos

Nuestra vida es una construcción personal que puede ser inconsciente o consciente. Todo lo que se manifiesta es nuestra responsabilidad, depende de nosotros decidir asumirlo de manera consciente para conectarnos con quienes realmente somos e desapegarnos de quien creemos ser.

Ser quienes realmente somos es reconocer que la responsabilidad sobre lo que pensamos, sentimos y expresamos es nuestra, las decisiones de todo lo que existe en nuestra vida las hemos tomado nosotros (así a veces no parezca, basta apenas una decisión para cambiar el presente). Para eso debemos ser lo más conscientes que podamos sobre nuestro propio sistema de percepción, entender cómo funciona nos lleva a una comprensión más profunda de nosotros mismos (clic aquí para comprar el libro 7 Niveles Para el Empoderamiento Personal).

Para entender mejor quienes realmente somos es necesario percibir, integrar y transformar conscientemente estos 4 aspectos:

  1. Creencias: los filtros que impactan nuestra percepción del mundo.
  2. Emociones: reacciones que nos llevan a tomar decisiones de manera mental e impulsiva.
  3. Acciones: la manera en que nos nutrimos, nos fortalecemos, nos enfocamos y usamos el cuerpo para expresarnos.
  4. Palabras: las opiniones e ideas que transmitimos.

Nuestra verdadera esencia está en nuestro estado de flujo y paz, a medida que ampliamos nuestra perspectiva, escogemos la mentalidad, el sentimiento y la expresión más alineados a nuestra verdad, volviéndonos más coherentes con nuestro deseo de integración de corazón (clic aquí para leer sobre coherencia).

Contribuyamos y seamos auténticos, trabajemos por un mundo más consciente.

Con amor,
Ángel

Contribuir Vs. Ayudar

La reflexión sobre la manera en que nos expresamos es esencial cuando buscamos la transformación de los patrones en nuestra realidad, por eso comparto el análisis de dos palabras que, a pesar de ser sinónimos, tienen una esencia diferente que marca la diferencia entre la intención por detrás de las acciones.

Cuando prestamos atención en la manera en que usamos la palabra ayuda, percibimos que partimos de la base de que quien necesita ser ayudado carece de algo, por este motivo, últimamente, he optado por usar la palabra contribuir, pues significa dar la parte que nos corresponde donde estamos, así entendemos que todos tenemos lo necesario para hacer lo que nos corresponde, como una célula debemos asumir la responsabilidad por nuestra función, trabajando en conjunto con las demás células que tienen su manera y medida apropiada de contribución.

Nuestra experiencia como individuos sociales puede ser abordada desde diversas perspectivas, hemos estado mucho tiempo enfocando nuestra energía en creencias como la desigualdad (inferioridad/superioridad) y emociones como el pesar, es hora de que abramos el corazón y nos conectemos con nuestra verdad, percibir que todos somos seres capaces y responsables de nuestra propia existencia, que sólo necesitamos canalizar nuestros esfuerzos en nuestros talentos personales enfocados en un propósito común de construir desde el corazón.

A partir de ahora escojamos la manera más consciente de contribuir, de dar lo que nos corresponde y recibir con gratitud lo que le corresponde a cada célula de este gran organismo, de esta manera el funcionamiento se vuelve más eficiente, pues el flujo de energía aumenta y nos permite actuar como un equipo, en el que conocemos nuestra propia responsabilidad y hacemos lo que nos corresponde con convicción.

Recordemos que nuestra sociedad es un reflejo de quienes somos, una sociedad más íntegra depende de la integridad de cada uno de nosotros, desde los pequeños detalles.

Con amor,
Ángel