Archivo de la etiqueta: modelo mental

Contribución Social

Como individuos sociales podemos decidir actuar alineados a una construcción coherente de la paz.

La paz en la sociedad es el reflejo de la paz interior, esto va más allá del mundo mental con el que nos identificamos, es la verdadera conexión con lo que sentimos paz, lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos desde nuestra propia paz.

Esto se trata de comprometernos a construir siempre desde nuestra paz, de manera consciente, y a partir de ahí construir diferentes maneras de expresar nuestra paz.

Todo lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos tiene un impacto en la sociedad, podemos percibirlo en las situaciones que llegan a nuestra vida, por lo tanto sentir lo que es paz para nosotros y alinear nuestra mente y expresión a ese deseo nos llevan a impactar con una intención consciente, cuyo resultado podemos percibir también en nuestra experiencia.

Contribuir en la sociedad es entender que cada una de las decisiones que tomamos tienen un impacto en ella y que mientras más integridad hay en la intención de nuestra contribución, más integridad hay en la construcción social.

Integridad



Más allá de los modelos existentes, con los que nos identificamos tratando de encajar en la sociedad, está nuestra integridad. Para experimentar la integridad en nuestra vida, es esencial ampliar nuestra percepción sobre algunos temas, pues sólo así podemos aceptarnos como realmente somos y construir desde nuestra paz.

Nuestra mente abraza lo que nos parece bueno y rechaza lo que nos parece malo. Esto es diferente para cada uno de nosotros, por ejemplo, pudimos haber nacido en una familia que consideramos buena y nos apegamos a ella y otros en una familia que consideran mala y la rechazan, incluso hay hijos de los mismos padres que se apegan o rechazan desde su propia percepción y su búsqueda de aprobación externa.

Mientras más nos conocemos, mejor entendemos el papel de nuestra mente. Lo que en un momento consideramos bueno y nos genera apego, en otro momento podemos considerarlo malo y rechazarlo, por lo tanto la única identidad verdadera viene de la aceptación de todo lo que somos para poder decidir desde nuestro verdadero deseo de paz en el presente.

Para vivir desde la integridad, nuestra mente debe estar receptiva para entender lo que sucede como es y a partir del sentimiento de paz decidir la manera más apropiada de actuar en el presente. Esto quiere decir que aceptamos todo lo que consideramos bueno y malo en nosotros y lo integramos de la manera más apropiada en el contexto en el que estamos.

Nuestra vida puede ser percibida como un todo, cuando decidimos ser transparentes, coherentes con nuestra paz y respetuosos con nuestro espacio y recursos en todos los niveles, construimos todo a partir de ahí, esa es la base de nuestra autoconfianza y de la construcción integrada de nuestra propia experiencia.

Mente Pacífica

La forma en la que experimentamos nuestra vida está en nuestra mente. Cuando le damos atención a cada pensamiento en nuestra mente, entendemos los motivos por los cuales vivimos de esta manera. Cuanto más pensamos en algo, así nos guste o no, más de eso se manifiesta en nuestra vida, pero, ¿y si enfocamos nuestra mente en la construcción de la paz?

Una mente pacífica está siempre presente para percibir todo como es. Entiende que podemos aprender a nuestro propio ritmo expresándonos alineados con nuestra paz en el presente.

Percibiendo nuestra mente, la conocemos y aprendemos a lidiar con ella de acuerdo con nuestro momento presente y lo que es apropiado que procesemos, estamos abiertos para crear nuestra manera personal de integrarla a nuestra experiencia. Estas acciones son esenciales para una mente pacífica:
  1. Concentrar nuestra mente en nuestra respiración.
  2. Escuchar a todos.
  3. Activar nuestra mente en el modo percepción.


Movernos a la realidad de aprendizaje infinito es esencial para alinear nuestra mente a nuestro propósito de paz. Una mente que entiende que somos únicos como parte de todo, se alinea a si misma a lo que es realmente apropiado para contribuir a través del aprendizaje.

Instinto, Intuición y Propósito

Para construir todo en nuestra vida, es esencial que empecemos a expresarnos más alineados con nuestro propósito de paz, pues eso potencia la integración de todo lo que somos para construir la sociedad en paz con la que siempre soñamos. Cuando invertimos nuestros recursos en pensamientos y expresiones coherentes con ese sueño, con su significado apropiado, damos más energía a aquello que queremos, así los resultados son cada vez más evidentes.

Como sociedad hemos usado el término instinto, que por definición es una reacción animal de conservación, para justificar nuestras decisiones, lo que en algún momento en el que no sabíamos comunicarnos y respetarnos puede haber sido útil, pero que hoy en día podemos cambiarlo por  el uso de la palabra intuición, que es la facultad de entender las cosas instantáneamente, es decir, ahora que podemos enfocarnos en construir desde una comunicación más transparente y relaciones más auténticas, podemos confiar en nuestra intuición para continuar nuestro desarrollo sostenible.

Este camino de construcción es una serie de decisiones que nos lleva a proyectar el estado de nuestra vibración actual, con los elementos conscientes e inconscientes, por este motivo, cuando nuestro deseo es la paz universal, es necesario integrar el pensamiento constante del deseo de manifestar esa paz que viene de aceptar nuestra esencia, esto programa nuestro inconsciente, para que estemos cada vez más alineados a nuestra integridad, y guía nuestra intuición para mantenernos siempre por ese camino de infinito aprendizaje desde todo lo que potencia nuestra paz en el presente.

A medida que, como individuos sociales, hacemos de la paz nuestro propósito en común, el resto de los recursos se transforman en el medio para llegar a la paz, algunos necesitan ser ajustados, otros apenas potenciados, pero, al final, todo nos enseña que la integración es inherente al propósito de la paz (clic aquí para leer sobre activar nuestro modo propósito).

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com

Artículos: https://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedin: www.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagram: https://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebook: https://www.facebook.com/empowered.angel0/

Enfocando Nuestro Fanatismo

A lo largo de nuestra vida hemos tenido la oportunidad de percibir cómo el fanatismo se ha usado como herramienta de segregación, aún teniendo el potencial de ser usado desde la integración. Nuestro deseo de tener la razón sobre lo que creemos genera conflictos, pues todos vivimos nuestra experiencia desde perspectivas diferentes, así que, si realmente queremos construir paz, es esencial que ejercitemos la idea de ser fanáticos de lo que nos une para integrarnos como individuos sociales: nuestra integridad.

Veamos algunos aspectos para enfocar nuestro fanatismo en nuestra integridad personal, integrando la ciencia de las cosas y nuestra experiencia personal:

  1. Conozcamos nuestro cuerpo: a través de nuestra voluntad ejercitamos todo nuestro cuerpo, por eso al conocer mejor como funcionan las células y su nutrición (clic aquí para leer el texto sobre regeneración celular), los músculos, los huesos, las articulaciones, y sus respectivas funciones integradas, podemos transformar nuestra nutrición para construir nuestra salud y mejorar nuestra disposición, independiente de la edad. Recordemos que para que haya funcionamiento debe haber mantenimiento y uso constantes.
  2. Entendamos nuestro mundo mental: lo que creemos siempre puede ser transformado, entonces, ¿todo lo que pensamos nos produce tranquilidad?, si la respuesta es no, es momento de analizar y transformar nuestras creencias de una forma que nos impulsen a construir a partir de las diferencias  (clic aquí para leer el texto sobre reprogramar nuestros pensamientos).
  3. Transformemos nuestras emociones: las emociones nos hacen reaccionar ante el mundo, al reconocer lo que sentimos dentro cada vez que están presentes, y aceptarlas, podemos construir sentimientos que nos permitan conectarnos con el respeto para actuar de una manera más apropiada (clic aquí para leer el texto sobre sublimación de emociones).
  4. Construyamos nuestra expresión: una comunicación transparente, coherente e íntegra, requiere una construcción consciente y constante donde integramos lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos para proyectar nuestra intención de construir paz. Esto se hace a través del autoconocimiento y del ejercicio de actuar alineados a nuestro propósito en todas las áreas de nuestra vida, mientras invertimos en nuestros talentos personales (clic aquí para comprar el libro 7 Niveles Para el Empoderamiento Personal que nos muestra cómo ejercitar nuestra integridad).

Ejercitando el fanatismo por nuestra integridad empezamos a percibir cómo el mundo a nuestro alrededor se transforma, ya que, al enfocarnos en la integridad, la forma en la que interactuamos es transformada también (ejercitamos el respeto, la transparencia y la coherencia con nosotros mismos, expandiendo nuestra intención más allá de lo que podríamos imaginar).

Como a cada uno de nosotros nos funcionan cosas diferentes, aprendemos a respetar los demás procesos e incluso a integrarlos si sentimos que hacen diferencia en nuestra propia vida. De esta manera el fanatismo lo usamos para reconocer lo que nos construye y aplicarlo efectivamente en nuestros hábitos personales, sin necesidad de querer imponerlo a los demás.

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com

Artículos PEAhttps://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/