Archivo de la etiqueta: micronutrientes

Oxigenando el cuerpo con el hierro

Ya sabemos que el Calcio es de gran importancia para el cuerpo para mantener los huesos firmes (clic aquí para leer sobre calcio). Ahora vamos a conocer un poco más sobre el hierro. La principal función de este mineral es el transporte de oxígeno a varios sitios del cuerpo como pulmones, tejidos y corazón. El cuerpo es, sin embargo, eficiente, económico y conservador en el uso del hierro, por lo cual pocas cantidades de hierro son necesarias, lo que hace de las fuentes vegetales una buena opción para nuestro consumo, ya que el tipo de hierro presente tiene un porcentaje de absorción más bajo que el de las fuentes animales.

Es importante conocer cómo optimizar la absorción del hierro y los alimentos que contienen mayores concentraciones del mineral.

  1. El hierro es mejor absorbido cuando se consume vitamina C (la limonada es una gran aliada y alcalinizante).
  2. Los siguientes alimentos son ricos en hierro y en micronutrientes que mejoran su absorción (como la vitamina C):
    • Linaza: 4,7 mg de hierro a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumir las semillas licuadas.
    • Nueces del nogal: 2 mg de hierro a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumirlas.
    • Almendras: 3,1 mg de hierro a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumirlas.
    • Kale: 0,5 mg de hierro a cada 100 grs.

Como podemos percibir, las nueces y semillas son alimentos funcionales ricos en minerales, por este motivo es importante incluir en nuestra dieta las que mejor nos funcionan (clic aquí para ampliar la percepción sobre nuestro cuerpo).

FUENTE:

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com

Artículos PEAhttps://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

Regulando el Metabolismo con el Yodo

En este viaje por los minerales hemos conocido un poco más sobre el Calcio (clic aquí para leer sobre el calcio) y el Hierro (clic aquí para leer sbre el hierro), y su importancia para el cuerpo. Hoy el asunto es el YODO. El cuerpo de un adulto contiene un promedio de alrededor de 20 a 50 mg de yodo, y su mayor parte se encuentra en la glándula tiroides. El yodo es esencial para la formación de la hormona tiroidea que secreta esta glándula, que es importante para la regulación del metabolismo. Las hormonas de la tiroides en los niños apoyan el crecimiento y desarrollo normal, incluso el desarrollo mental.

Es importante conocer cómo optimizar la absorción del yodo y los alimentos que contienen mayores concentraciones del mineral.

  1. El yodo es mejor absorbido cuando nuestro intestino se encuentra balanceado, esto lo logramos invirtiendo en el consumo de alimentos más naturales y orgánicos (si es posible) y consumir la cantidad de agua y ómegas suficientes para mantener nuestro intestino en movimiento.
  2. Los alimentos de origen marino (como las algas) y la sal yodada contienen los mayores niveles de yodo. (una buena porción de sushi, hasta sin tener pescado, es una buena fuente de yodo si tiene algas y sal).

El YODO es uno de los micronutrientes esenciales que necesitamos consumir en la medida apropiada para nuestro propio cuerpo (clic aquí para leer sobre regeneración celular y micronutrientes). Recordemos que nuestro cuerpo tiene una manera especial de reaccionar ante lo que ingerimos, por eso es muy importante hacernos conscientes de lo que es realmente apropiado para nosotros (clic aquí para leer sobre aumentar nuestra consciencia nutricional) Es siempre tiempo de conocer nuestro cuerpo y darle apenas lo necesario, esto hace parte de un proceso de conexión que nos lleva a desarrollar nuestra eficiencia energética, lo que nos permite aumentar nuestros niveles de creatividad y creación.

Con amor,
Ángel

FUENTE:

Micronutrientes Parte 2: Regenerando nuestras células

Ahora que entendemos que para nutrirnos mejor necesitamos comer menos pero con más calidad (clic aquí para leer la primera parte de la serie Micronutrientes) podemos entender mejor como se integran los alimentos funcionales para potenciar la regeneración celular.

Nuestras células se regeneran si nosotros les damos el ambiente apropiado y el tiempo para hacerlo, es por eso que debemos evitar los excesos, tanto de cosas consideradas “buenas” como de las consideradas “malas”, todo lo que nuestro cuerpo realmente necesita a nivel nutricional (micro y macronutrientes) debe ser consumido de manera consciente en la medida apropiada para nuestro propio cuerpo, es por eso que es tan importante percibir las reacciones que surgen a cada alimento que consumimos por separado, considerando que puede tener reacciones desde el momento en que lo olemos hasta el momento en que sale totalmente del cuerpo (clic aquí para leer el artículo sobre expansión de la consciencia nutricional).

Ahora imaginemos que cada hábito constructivo que tenemos (nutrirnos, respirar mejor, hacer alguna actividad física, cuidar nuestra salud emocional, dormir mejor) está potenciando la regeneración celular y manteniendo el funcionamiento de nuestro cuerpo estable, y que cada hábito destructivo que tenemos (consumir alimentos vacíos, fumar, beber en exceso, mantenernos emocionales, respirar de manera inadecuada, ser sedentarios, dormir mal) está degenerando cada vez más cada una de nuestras células y, consecuentemente, nuestros órganos, causando alteraciones en el funcionamiento de nuestro cuerpo que lo llevan a estados en que no podemos continuar empoderados de nuestra propia vida, pues somos cada vez más dependientes de lo que nos ayude a recuperar nuestro estado natural de salud (que nosotros mismos hemos deteriorado con nuestros hábitos destructivos, y que por lo tanto podemos revertirlos).

Entendiendo mejor que podemos asumir la responsabilidad por realmente cuidar nuestro cuerpo, como prioridad principal, ya que si tenemos salud podemos desempeñarnos mejor en lo que amamos hacer, veamos cómo los alimentos funcionales, aquellos llenos de nutrientes esenciales que potencian nuestra salud, nos asisten en construir un ambiente apropiado para que nuestras células continúen su proceso de regeneración trayendo salud a nuestro cuerpo y niveles más altos de energía:

  1. APORTE DE ENERGÍA LIMPIA: Al consumir alimentos naturales, ricos en micro y macronutrientes, que sean aceptados por las células, ellas continúan su proceso de obtener lo que necesitan sin tener que combatir aquello que no pueden aceptar, por lo tanto su energía es limpia y enfocada en mantener su proceso funcional en nuestro cuerpo. Esto lo hacen principalmente las frutas, los vegetales, los cereales, los frutos secos y las semillas, por su alto contenido en carbohidratos y grasas saludables.

  2. CRECIMIENTO Y REGENERACIÓN: Mientras nuestro cuerpo está en crecimiento necesita materia para que las células se dividan y logren formar las estructuras necesarias, cuando llegamos a la edad adulta las células necesitan la materia apropiada para mantenerse en constante regeneración y para renovar células muertas de órganos como la piel. Para el crecimiento y la regeneración los principales alimentos son los cereales, los frutos secos, las semillas y el agua (mineralizada), por su alto contenido de proteínas y minerales.

  3. REGULACIÓN: Dentro de las células ocurren reacciones químicas que necesitan, especialmente, la presencia de vitaminas para ocurrir. Aquí encontramos la necesidad de consumir frutas, frutos secos, vegetales y agua, por su alto contenido en vitaminas y minerales.

Yo llevo una dieta basada en frutas, vegetales, cereales, frutos secos, semillas germinadas, y la cantidad apropiada de agua mineralizada para mi cuerpo, que es donde puedo encontrar todos los nutrientes que necesito, lo único que consumo de fuente animal son huevos (una o dos veces por mes), pues son mi fuente de vitamina B12 (por ahora), ya que prefiero alimentarme apropiadamente a tener que incluir cualquier tipo de suplemento en mi dieta. ¿Y tú?, ¿en qué basas tu dieta?, ¿te funciona?

Micronutrientes Parte 1: Nutriendo Más Comiendo Menos

English version

Necesitamos entender que nuestro cuerpo trabaja como un sistema integrado y que nuestra salud debe ser construida minuto a minuto con decisiones más conscientes que nos reconecten a nuestro cuerpo y todo lo que significa, cuando realmente queremos potenciar nuestra energía y nuestra salud en el presente.

Los micronutrientes son nutrientes que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para funcionar de manera apropiada. En este grupo encontramos las vitaminas y los minerales, que podemos encontrarlos en mayores cantidades, y con mejor nivel de absorción, y en menos volumen de comida, en alimentos funcionales. Como ya hemos abordado antes, el intestino es el lugar donde ocurre la absorción de nutrientes (clic aquí para leer el artículo completo sobre absorción de nutrientes), es por este motivo que es muy importante que aprendamos a percibir lo que nuestro cuerpo quiere transmitirnos a través de las reacciones químicas que ocurren, como la falta, el aumento o el balance de nuestra energía, los dolores o el flujo tranquilo, las alteraciones en nuestras funciones vitales normales, todo eso es la respuesta a una reacción química dentro de nuestro organismo (que, claramente, también está relacionado con nuestro estado mental y emocional – clic aquí para leer el artículo de sublimación de nuestra experiencia mental, emocional, creativa, sexual y sentimental).

Cada una de las células de nuestro cuerpo necesita de una cantidad apropiada de agua, que para ser retenida necesita la presencia de minerales, hoy en día necesitamos incluir en nuestra dieta el consumo de sal marina o del Himalaya para mineralizar el agua que consumimos y ajustar los niveles de yodo en nuestro cuerpo (clic aquí para leer sobre la importancia del yodo en la dieta). Una cantidad apropiada de grasas saludables es necesaria para que en el cuerpo se realicen algunos procesos específicos de asimilación y transporte de vitaminas esenciales (clic aquí para leer sobre grasas saludables). Todos los procesos en nuestro cuerpo están conectados para traernos salud, para eso es importante que empecemos a invertir en aprender a adaptar la dieta que mejor se encaja a cada uno de nosotros, recordemos que todos somos y estamos diferentes, por este motivo es necesario que le demos más atención a nuestro cuerpo e integremos alimentos de mayor valor nutricional a nuestra dieta. Aquí tenemos algunos alimentos que son excelentes fuentes de nutrientes y que podemos incluir en nuestra dieta para hacer más eficientes nuestros propios procesos corporales:

  1. Linaza: esta semilla contiene macronutrientes como grasas (saludables Omega 3 y 6), carbohidratos, proteína vegetal y gran cantidad de fibra soluble. De los micronutrientes contiene vitaminas E, B1, B2, B3, B5. B6 y minerales como magnesio, calcio, potasio, fósforo, sodio, hierro, zinc y selenio. La mejor manera de consumirla es dejando 20 gramos de semillas en remojo (por lo menos 24 horas) para iniciar el proceso de germinación y potenciar sus nutrientes, lavarlas para quitarles el exceso de ácido fítico y consumirlas licuadas con una fruta de nuestra preferencia.

  2. Almendra: este fruto contiene macronutrientes como grasas (saludables Omega 3 y 6), carbohidratos, proteína vegetal y gran cantidad de fibra soluble. De los micronutrientes contiene vitaminas C, E, B1, B3, B6, B9 y minerales como magnesio, calcio, potasio, fósforo, sodio, hierro, zinc y selenio. La mejor manera de consumirla es dejando 20 gramos de almendras en remojo (por lo menos 24 horas) para iniciar el proceso de germinación y potenciar sus nutrientes, lavarlas para quitarles el exceso de ácido fítico y consumirlas con una fruta de nuestra preferencia, pueden ser licuadas.

  3. Brócoli: este vegetal contiene contiene más nutrientes que los otros, ya que posee grandes cantidades de vitamina C, ácido fólico y betacaroteno, potasio, calcio, hierro, selenio, vitamina E. La mejor manera de consumirlo es cocinándolo con lo que se vaya a comer, como con el arroz, para mejorar la absorción de sus nutrientes.

  4. Aceite de Oliva: este aceite contiene vitamina E y vitamina K, lo que lo hace benéfico para nuestro sistema circulatorio y para mantener una correcta coagulación. La mejor manera de consumirlo es usar 2 cucharadas a temperatura ambiente solo o como acompañamiento de alguna comida. Es importante que escojamos aceite envasado en botellas de vidrio oscuro para mantener los nutrientes y la calidad del mismo y evitar la oxidación por la luz solar.

Seamos más conscientes sobre los motivos por los cuales consumimos los alimentos que consumimos. Mucho de lo que comemos puede haber sido el hábito inconsciente de muchas personas por muchas generaciones, pero hoy tenemos mucha más información y alimentos disponibles para aprender a escoger lo que nos hace bien a nosotros mismos. Probemos dietas con alimentos más ricos en nutrientes y veamos nuestra energía aumentar en todas las áreas de nuestra vida.

Con amor,
Ángel

English version

Huesos Fuertes: 3 aspectos importantes para consumir calcio de manera eficiente

Ahora que somos conscientes de lo que es necesario para mejorar la absorción de nutrientes (clic aquí para leer sobre absorción) en nuestro cuerpo y del motivo por el cual debemos ser conscientes de consumir macronutrientes de alto valor nutricional (carbohidratos (clic para leer sobre carbohidratos), proteínas (clic para leer sobre proteínas) y lípidos (clic para leer sobre lípidos)), vamos a conocer los micronutrientes esenciales para nuestro cuerpo y sus funciones.

Empecemos con los minerales. En el libro Nutrición Humana en el Mundo en Desarrollo (disponible en Español en la página de la Organización de las Naciones Unidas Para la Agricultura y la Alimentación – FAO) hablan sobre la función fisiológica, estructural que tienen los minerales en el cuerpo humano y ese es el enfoque de los próximos artículos a partir de ahora.

Hoy el asunto es el Calcio, uno de los minerales más importantes para el cuerpo, pues es el principal componente de los huesos y lo que los mantiene firmes. Junto con el fósforo es importante para las funciones musculares, el estímulo nervioso, actividades enzimáticas y hormonales y el transporte de oxígeno.

Es importante tener consciencia sobre los aspectos importantes para la absorción del calcio y los alimentos que contienen mayores concentraciones del mineral.

  1. El calcio es mejor absorbido cuando se consume vitamina C (la limonada es una gran aliada y alcalinizante)
  2. Es necesario tomar, por lo menos, 10 minutos de sol al día, sin protección.
  3. Los siguientes alimentos son ricos en calcio y en diversos minerales que mejoran su absorción (como el fósforo y la vitamina C):
    • Linaza: 255 mg de calcio a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumir las semillas licuadas.
    • Nueces del nogal: 94 mg de calcio a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumirlas.
    • Almendras: 216 mg de calcio a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumirlas.
    • Kale: 135 mg de calcio a cada 100 grs.

Fortalezcamos nuestro cuerpo de adentro hacia afuera y sintamos nuestra energía vital aumentar. Agradezcamos siempre por los alimentos que consumimos y practiquemos un consumo consciente (clic aquí para leer sobre micronutrientes).

Con amor,
Ángel

FUENTE: