Archivo de la etiqueta: esencia

Integridad



Más allá de los modelos existentes, con los que nos identificamos tratando de encajar en la sociedad, está nuestra integridad. Para experimentar la integridad en nuestra vida, es esencial ampliar nuestra percepción sobre algunos temas, pues sólo así podemos aceptarnos como realmente somos y construir desde nuestra paz.

Nuestra mente abraza lo que nos parece bueno y rechaza lo que nos parece malo. Esto es diferente para cada uno de nosotros, por ejemplo, pudimos haber nacido en una familia que consideramos buena y nos apegamos a ella y otros en una familia que consideran mala y la rechazan, incluso hay hijos de los mismos padres que se apegan o rechazan desde su propia percepción y su búsqueda de aprobación externa.

Mientras más nos conocemos, mejor entendemos el papel de nuestra mente. Lo que en un momento consideramos bueno y nos genera apego, en otro momento podemos considerarlo malo y rechazarlo, por lo tanto la única identidad verdadera viene de la aceptación de todo lo que somos para poder decidir desde nuestro verdadero deseo de paz en el presente.

Para vivir desde la integridad, nuestra mente debe estar receptiva para entender lo que sucede como es y a partir del sentimiento de paz decidir la manera más apropiada de actuar en el presente. Esto quiere decir que aceptamos todo lo que consideramos bueno y malo en nosotros y lo integramos de la manera más apropiada en el contexto en el que estamos.

Nuestra vida puede ser percibida como un todo, cuando decidimos ser transparentes, coherentes con nuestra paz y respetuosos con nuestro espacio y recursos en todos los niveles, construimos todo a partir de ahí, esa es la base de nuestra autoconfianza y de la construcción integrada de nuestra propia experiencia.

Creciendo a través de la Recreación

Cuando nos enfocamos en construir desde nuestra paz, la recreación es un aspecto esencial, ya que es la manera de integrar todas las áreas de nuestra vida en nuestro propio propósito de paz. Es momento de aprender más sobre nuestra forma personal de construir lo que nos hace fluir. Es tan sencillo como vivir en nuestro propio presente y tomar decisiones desde nuestra paz en cada momento. Esto quiere decir que estamos tan conscientes y conectados con nuestra esencia, que confiamos en cada decisión que tomamos desde la paz para construir una vida íntegra. Podemos decidir vivir nuestra vida como un todo, donde nuestras áreas personal y profesional se hacen una, pues permitimos que nuestra esencia sea la base de todo y expresamos nuestra autenticidad. De esta manera, percibimos el tiempo diferente, apenas entendemos que nuestra área personal contribuye para nuestra área profesional, y que nuestra área profesional también contribuye para nuestra área personal, así que la planificación se hace dispensable y cada momento podemos recrearnos y disfrutar la vida. La información que recibimos a través de las conversaciones, películas, libros, música, o cualquier otra fuente, puede ser usada para recrear todo lo que construimos desde nuestro propósito de paz. Esto nos hace sentir que estamos siempre construyendo un mundo de paz, con cada decisión que tomamos.

Autonomía Esencial

Uno de los aspectos esenciales que deberíamos integrar a nuestra experiencia para aumentar nuestra confianza personal es la autonomía, ya que a medida que entendemos quienes realmente somos y cómo poner eso en el contexto, percibimos que la construcción de nuestra vida depende totalmente del grado de compromiso que tenemos con nosotros mismos como individuos sociales.

Cada uno de nosotros tiene un grado diferente de autonomía en todas las áreas de la vida, desde la emocional hasta la material, que debe ser ajustado a medida que avanzamos en nuestro camino, pues, sobre todo, como parte de la sociedad, es esencial que desarrollemos nuestra autonomía para tomar decisiones desde nuestra integridad, para hacer que los procesos sociales sean más eficientes.

Desde nuestra propia experiencia, los siguientes aspectos necesitan más autonomía para ser desarrollados e integrados como elementos esenciales de nuestra autenticidad, pues son ellos los que construyen una autoconfianza de bases sólidas que nos permite continuar construyendo desde la certeza de nuestra contribución personal:

  1. Habilidades Personales: nacemos con determinadas habilidades que podemos potenciar, de varias maneras, a través de nuestra experiencia, al reconocerlas, integrarlas y colocarlas en el contexto social podemos contribuir en diferentes áreas que tengan el mismo propósito en común (clic aquí para leer sobre propósito).

  2. Expresión Coherente: mientras más coherencia existe entre lo que pensamos, sentimos y expresamos, más energía enfocada en nuestro propósito de paz tenemos (clic aquí para leer sobre construcción de paz).

Como individuos sociales es esencial que cultivemos la autonomía de construcción de nuestra autenticidad integrada al contexto social en que estamos, cuando todos contribuimos desde nuestra paz interior, gracias a la total aceptación e integración, la sociedad refleja nuestra integridad.

Con amor,
Ángel

Aprobándonos desde adentro en 3 pasos

A medida que he ido avanzando en mi propio proceso de empoderamiento personal, he percibido que hay un punto muy sensible en la manera en la que nos relacionamos con el mundo: La Aprobación Externa. Algunos de nosotros aprendimos que nuestro éxito en la vida depende de la aprobación externa, de lo que los demás piensan de nuestra vida, de nuestros proyectos, de nuestras relaciones, y llegamos a olvidarnos un poco de nuestra propia aprobación interna porque no nos conocemos lo suficiente para poder entender nuestros propios deseos y límites.

De alguna manera, como mencioné en el artículo sobre el ego (clic aquí para leer el artículo completo), todos vivimos en un contexto y necesitamos alinear, por lo menos, nuestras acciones a las leyes del lugar en el que estamos, pues hacemos parte del colectivo, y, a parte de esto, a veces encontramos expectativas sociales que nos hacen pensar que necesitamos ser o actuar de cierta forma para tener éxito, pero como vimos en el artículo ¿Qué nos merecemos? (clic aquí para leer el artículo completo) el éxito es el resultado feliz de un acto, es simplemente llegar a los resultados que son más apropiados para nosotros mismos, no implica necesariamente casarnos, tener mansiones, empresas, carros, hijos, es tan simple como vivir nuestro presente de la manera más auténtica e íntegra posible, aprobándonos plenamente.

Para poder seguir nuestro camino real conectado con nuestra esencia, es fundamental que nos conozcamos lo mejor posible, pues somos todos diferentes, cada uno de nosotros tiene una estructura similar pero las conexiones con los acontecimientos y las reacciones a ellas varían, desde lo que consideramos placentero a lo que consideramos incómodo, por eso necesitamos evitar un poco ese fanatismo por seguir referenciales (clic aquí para leer sobre fanatismo), pues sólo nosotros mismos podemos conectarnos con la manera más apropiada de construir nuestra propia realidad y para esto necesitamos realmente aprobarnos desde el interior. Podemos hacerlo siguiendo estos 3 pasos:

  1. FORTALECER NUESTRA CONEXIÓN INTERIOR: Para que logremos esto, es necesario que nos demos un espacio en el día para que estemos solos, algunos momentos en silencio para sentirnos y entendernos mejor, otros haciendo algo que nos guste y que podamos hacer solos. Al crear este espacio en nuestro día, empezamos a percibir nuevas cosas en nosotros que amplían nuestra percepción y nos permiten cuestionarnos sobre lo que está en nuestra vida que necesita salir para dar paso a nuestro presente desde el corazón (clic aquí para leer sobre conectarnos con nuestro corazón).

  2. PRIORIZAR LO QUE NOS TRAE TRANQUILIDAD: A medida que vamos avanzando en nuestro tiempo a solas, nos damos cuenta de lo que nos trae tranquilidad, de esos momentos en los que sentimos que todo fluye, cuando trabajamos, cantamos, escribimos, dibujamos, jugamos, etc. Cuando empezamos a priorizar estas acciones es más fácil percibir aquello en nuestra vida que nos saca de nuestro centro y no nos trae tranquilidad, así podemos decidir en consecuencia para poder mantener un ambiente en el que nos sintamos en armonía y podamos atraer personas que están en esa misma frecuencia para construir con ellas (clic aquí para leer sobre conectarnos con la neutralidad).

  3. CONSTRUIR A PARTIR DE NUESTRA ESENCIA: Teniendo claro lo que disfrutamos podemos empezar a integrar otras acciones, solos o acompañados, que tengan el propósito de traer armonía a nuestra vida a partir de nuestros talentos y nuestra esencia. Mientras más nos aprobamos a nosotros mismos desde lo que nos trae tranquilidad en todas las áreas de nuestra vida, mas conectados estamos con las personas que vibran esa armonía, mejorando así nuestras relaciones de adentro hacia afuera (clic aquí para leer sobre elevar nuestra experiencia).

Conozcamos lo que nos permite fluir y amémoslo lo suficiente para que aprobarnos sea nuestra única opción. Cuando nos aprobamos estamos expresando que confiamos en nosotros mismos y así podemos tomar las decisiones más apropiadas para nuestra propia vida. ¿Nos aprobamos totalmente?

Con amor,
Ángel