Archivo de la etiqueta: energia

¿Resuena?

La paz es un sentimiento del que podemos estar conscientes. Siempre está dentro de nosotros y, cuando lo percibimos, podemos tomar decisiones que realmente resuenan con él en nuestro presente.

Así como la paz vibra y resuena con determinadas personas, ambientes y situaciones, nuestros pensamientos y emociones también lo hacen, por lo tanto es esencial percibir a que le estamos dando prioridad en nuestra vida.

Nuestra paz puede ser construida y mantenida, de manera consciente, decidiendo siempre pensar, sentir, decir y hacer lo que resuena con ella en el presente. Nuestra coherencia personal fortalece nuestra paz.

¿Qué sentimos cuando pensamos en paz? Esta respuesta es el norte de nuestras decisiones para construir nuestra paz interior y proyectarla en nuestra realidad.

ENERGIZAR: Construcción Presente

Siempre es tiempo de ampliar nuestra percepción y conocer más sobre nuestros propios procesos energéticos, pues sólo quien conoce su propia energía puede tomar las decisiones más apropiadas para construir desde su paz interior.



He escrito este libro durante mi propio proceso de identificación de aquello que me energiza en el presente y que, consecuentemente, me lleva a invertir mi energía de la manera más apropiada posible desde mi propósito de contribuir como individuo social desde mi paz.

En las casi 20 páginas, encontramos información que podemos integrar para hacernos más conscientes del uso de nuestra propia energía desde nuestras emociones hasta nuestra nutrición.

Recordando que cada una de nuestras decisiones construye nuestro destino, entendemos la importancia de tomar decisiones alineadas a nuestra paz, pues es así que entre todos construimos la paz mundial que queremos.

Energía Sexual

Entender y conocer nuestra energía sexual es esencial para reconocer la intensidad de nuestras motivaciones y hacernos conscientes del resultado que obtenemos, de acuerdo a la forma en la que la canalizamos.

La energía sexual puede ser mejor entendida como energía creativa, es la energía que empieza a expandirse cuando se ha establecido un propósito, y su nivel de manifestación está directamente relacionado a la intensidad con la que perseguimos lo que deseamos y a la seguridad que sentimos a partir de la confianza que tenemos en nuestra capacidad de construir.

Nuestra energía sexual puede trabajarse desde el instinto animal humano (necesidad) y desde la intuición y conexión con nuestro corazón (abundancia), este último representa la sublimación del primero y es logrado a partir de un trabajo de reconocimiento e integración de nuestros mundos mental, emocional y físico (si quieres aplicar este proceso que comparto en el libro 7 Niveles Para el Empoderamiento Personal puedes comprar el libro haciendo clic aquí).

Canalizamos la energía sexual/creativa desde nuestro sistema de creencias, todo lo que está instalado en nuestra mente, de manera consciente e inconsciente, dirige la energía para ponerla en acción. Cada decisión tomada es parte de la construcción de nuestro propósito.

Conectarnos con nuestro propósito de paz nos hace evaluar nuestras decisiones y acciones habituales para transformarlas en pasos para construir la paz interior en el exterior a partir de nuestra autenticidad.

Con amor,
Ángel

Email: empowered.angel@outlook.com

https://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedin: www.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagram: https://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebook: https://www.facebook.com/empowered.angel0/

Familia

Es esencial que entendamos la definición de ciertas palabras para experimentar su significado como realmente es, esto puede transformarnos y conectarnos mentalmente con nuestra paz.



Según el diccionario de la RAE, familia es un conjunto de personas que tienen alguna condición, opinión o tendencia común. Siguiendo al pie de la letra esta definición, podemos entender que todos somos familia, pues tenemos en común la condición de estar en el mismo planeta.



He conocido muchas situaciones de personas que apenas se conocen se sienten en casa, que tienen afinidad muy profunda con personas que no imaginaban que podrían relacionarse en niveles altos de intimidad mental, sentimental y física, y que han entendido que familia somos todos.



Para potenciar nuestra paz debemos aprender a decidir en el presente lo que es más apropiado para nuestra construcción desde la integridad, esto incluye todo tipo de relaciones, allí donde nos sentimos libres de expresar nuestra verdad de corazón es dónde debemos invertir nuestra energía.

Con amor,
Ángel

Almas Gemelas

Debido al impacto que puede tener la idea de que exista un alma gemela, es importante que ampliemos nuestra percepción sobre el asunto, para que podamos entender que es esencial saber quienes somos y lo que queremos antes de comprometernos con otra persona. Cuando entendemos que somos completos y que percibimos en los demás fragmentos de nosotros mismos, entendemos que, en el momento apropiado, podemos decidir comprometernos con una persona que decida comprometerse con nosotros, con la convicción de que podemos potenciarnos uno al otro mientras construimos juntos, ya que trabajamos por el mismo propósito desde nuestra propia autenticidad.

Dependiendo de la fase de la vida en la que estamos, conscientes o no de nuestro mundo mental, emocional y sentimental, tenemos diferentes almas gemelas, es decir, personas que vibran, piensan, sienten y actúan parecido a nosotros y que decidimos mantener en nuestra vida por diversos motivos que deberíamos evaluar constantemente, lo que no quiere decir que vamos a permanecer en ese estado toda la vida. Quienes queremos manifestar una relación que potencie nuestra paz, podemos considerar estos aspectos (clic aquí para leer sobre manifestar la relación que deseamos):

  1. Fortalecer nuestra paz: cuando tomamos decisiones basados en lo que aumenta nuestra paz logramos aprender desde la reflexión, lo que fortalece nuestro estado natural y nos conecta con las personas apropiadas para alinearnos con nuestro corazón.

  2. Expresar nuestra autenticidad: saber quienes somos en esencia, y expresarlo, es esencial, pues sólo así las relaciones se construyen sobre una base sólida y transparente.

  3. Entender que cada relación es única: todos somos diferentes, por lo tanto, todas las relaciones son diferentes. Al percibir esto nos damos la oportunidad de comenzar la relación de cero y de construir juntos lo que nos trae paz como pareja.

Cuando decidimos transformarnos en nuestra versión más íntegra, percibimos la importancia de que nuestro talento integrado al contexto sea permeado por la transparencia (clic aquí para leer sobre ejercitar la transparencia), la coherencia (clic aquí para leer sobre coherencia), el respeto (clic aquí para leer sobre el respeto) y la integridad, pues a partir de estos aspectos construimos bases sólidas para potenciarnos unos a los otros. Podemos decidir dejar de buscar un alma gemela que nos complete y empezar a transformarnos en el alma gemela que nos potencia para reconocernos en el otro y poder construir la familia íntegra que queremos, desde la consciencia.

Con amor,
Ángel

Potenciando Nuestra Respiración

La respiración es una parte esencial de nuestro proceso de nutrición, ya que el oxígeno que entra a nuestros pulmones es transportado a todas las células de nuestro cuerpo para llevar a cabo el proceso de respiración celular, que ocurre en las mitocondrias, y que, a través de la oxidación de los nutrientes dados al cuerpo a partir de nuestra nutrición (clic aquí para leer sobre micronutrientes y regeneración celular) produce la energía que nuestro cuerpo necesita para mantener nuestras funciones vitales y permitirnos poner nuestra creatividad en marcha (clic aquí para leer sobre creatividad desde la sublimación).

A medida que conocemos mejor nuestro cuerpo logramos entender que hay una manera más apropiada de respirar para aprovechar el 100% de nuestra capacidad pulmonar y aumentar nuestros niveles de energía comiendo apenas lo apropiado para nuestro momento (clic aquí para leer sobre nutriendo más comiendo menos). Siguiendo estos simples pasos podemos potenciar nuestra respiración:

  1. Posición: la posición más apropiada para una respiración más eficiente es mantenernos con la espalda recta, sea acostados o sentados, con los hombros abiertos y el abdomen contraído.

  2. Inhalación: para una respiración más eficiente es esencial que inhalemos el aire por la nariz (para quienes hemos tenido rinitis y nos hemos acostumbrado a respirar por la boca necesitamos volver poco a poco a acostumbrar la nariz para que el aire se abra el espacio que le pertenece dentro de la vía aérea nasal (clic aquí para leer sobre cómo me libré de la rinitis), pues la nariz sirve como filtro del aire que respiramos.

  3. Movimiento externo: a medida que va entrando el aire a los pulmones el movimiento externo de expansión debe comenzar en la parte alta del abdomen (donde está el diafragma) y expandirse hacia el esternón (expandiendo el pecho y manteniendo los hombros quietos), cuando sale el aire el movimiento de contracción comienza en el esternón y finaliza en la parte alta del abdomen.

  4. Exhalación: cuando hemos expandido totalmente el esternón podemos iniciar una exhalación lenta por la nariz.

Para aumentar nuestra capacidad pulmonar podemos realizar esta respiración nasal completa contando los segundos mientras inhalamos, mantenemos el aire, exhalamos y esperamos para iniciar el proceso de nuevo. A medida que aumentamos la cantidad de segundos en estos procesos percibimos un aumento de nuestra tranquilidad y de nuestra energía personal y creativa. La idea es mantener esta respiración en todo momento, así que necesitamos integrar esta práctica para percibir su efecto en todas las áreas de nuestra vida.

Con amor,
Ángel

Manifestando La Verdad de Nuestro Corazón

A medida que crecemos y nos conocemos con más profundidad a través de nuestras decisiones y experiencias, logramos identificar aquello que nos mantiene en nuestra paz y lo que nos saca de ella, sea positiva o negativamente. Este proceso de autoconocimiento y autoanálisis es esencial para que aprendamos a identificar la verdad de nuestro corazón y la “verdad” que viene de nuestro sistema de creencias (que ha construido nuestro mundo emocional de manera inconsciente, y muchas veces bastante desalineado de nuestro corazón, principalmente por la creencia de la separación).

Así como podemos conectarnos con lo que nuestra mente cree que es nuestra realidad (pertenecer a extremos para segregar por el deseo de competir y comparar), podemos conectarnos con la sabiduría integral de nuestro corazón, aquella que nos lleva a actuar desde nuestra paz para aprender de manera objetiva sobre nuestra experiencia desde nuestra percepción personal, desde la integridad, alineada al contexto, colocando nuestra mente a su disposición para construir desde la autenticidad en unidad y efectivamente contribuir.

Para manifestar la verdad de nuestro corazón es esencial que nos conectemos conscientemente con nuestro sistema perceptivo, aquí comparto estas simples acciones que podemos integrar para entender que nuestra vida depende menos de las opiniones personales (de nosotros y de los demás) cuando la vivimos desde la transparencia, el respeto, la integridad y la coherencia:

  1. FLUIR CON CONSCIENCIA: para fluir con consciencia es necesario que instalemos la creencia de actuar desde la integridad, la coherencia, el respeto y la transparencia, pues así sintonizamos nuestra mente con la frecuencia vibratoria del corazón. Teniendo esta creencia que potencia nuestro corazón desde la mente, necesitamos percibir las señales que recibimos a través de nuestro sistema perceptivo e ir fluyendo donde sentimos verdadera paz (si tenemos muchas opciones, necesitamos aumentar nuestra afinación con el corazón, para esto hay un ejercicio que ha sido útil para mi [clic aquí para aprender el ejercicio de integración de emociones], pues integra las vibraciones de emociones y pensamientos que generan distracción en cualquier extremo para volver a nuestro centro).

  2. AJUSTAR NUESTRA COHERENCIA: nuestro corazón sabe que todo lo externo es un reflejo de lo interno, que nos muestra si es necesario hacer un ajuste o si estamos en el camino apropiado para nosotros, por esto, para potenciar la sabiduría de nuestro corazón a través de la mente, debemos instalar la creencia de que todo lo que juzgamos, u opinamos, positiva o negativamente, es un reflejo de nosotros que nos permite aprender y ajustar nuestra vibración desde nuestra experiencia personal. Por ejemplo, queremos paz y responsabilizamos a todo alrededor porque ella no se manifiesta, pero estamos llenos de conflictos internos, por lo tanto, la ausencia de conflictos externamente sólo se manifiesta cuando hemos encontrado nuestra paz interna, que es aceptar e integrar todo lo que realmente somos al contexto social en el que estamos, como agentes constructores parte del todo. Aquí podemos integrar nuevamente el ejercicio del punto anterior para entender desde nuestra paz lo que necesitamos ajustar en nuestros pensamientos, sentimientos y expresión (clic aquí para leer sobre nuestra coherencia).

  3. ALINEAR NUESTRA EXPRESIÓN: para alinear nuestra expresión a la frecuencia vibratoria del corazón es necesario ejercitar maneras diferentes de expresarnos, escuchar con total presencia, comunicar sólo lo que tenemos certeza de que contribuye a la construcción externa de nuestra paz interior, en el momento presente, enfocar nuestra atención en conocernos a nosotros mismos y hacer lo más apropiado desde nuestros talentos y habilidades personales. Instalar la creencia de que nuestros pensamientos, sentimientos y palabras son poderosos nos permite percibir la importancia de alinearlos desde un propósito que permea todas las áreas de nuestra vida para potenciar el deseo de nuestro corazón con toda la intención.

  4. EJERCITAR LA AUTENTICIDAD EN LA UNIDAD: esta es la creencia más importante de todas, pues fortalece nuestro discernimiento para encontrar la medida apropiada de todo en nuestra vida, prepara nuestra mente para percibir la conexión entre todo y todos, para construir el respeto desde nuestros hábitos, para recordar que todas nuestras decisiones tienen un impacto en el sistema, en el todo. Expresando quienes realmente somos las barreras existentes empiezan a caer, y sólo lo verdaderamente esencial para nuestra vida se mantiene y revela su perfecto propósito en nuestra existencia (clic aqui para leer sobre conexión con la neutralidad).

La verdad de nuestro corazón se expresa normalmente en cierto grado de inconsciencia mezclado con nuestros modelos mentales y emociones, depende de nosotros potenciarla desde nuestra mente y estar conscientes de actuar fomentando la integración en todas las áreas de nuestra vida, pues así extendemos ese modelo a la sociedad a través de nuestro ejemplo y creamos maneras más conectivas de relacionarnos como individuos sociales.

Con amor,
Ángel

Historia de un Ser…

Hoy te cuento la historia de un ser en estado alterado que vivía en lo alto de un cerro y que empezó a cantar odas al viento. Apaciguaba su ser el intenso entendimiento de que es su expresión que lo llena de amor. Ya entendida la materia, percibió que cuando lo hacía circulaba su energía y lo ponía en estado de alegría y plenitud.

Este es el relato de una dinámica fácil y práctica, de cómo nos transformamos reviviendo los momentos motivacionales simples, que siempre hemos cargado en nuestro corazón. Cuando hacemos lo que nos nace del corazón elevamos nuestra frecuencia vibratoria de paz, entramos en un estado de flujo y reconexión con nosotros mismos y todo lo que existe alrededor.

Haciendo cosas simples como cantar, reír, cocinar, compartir, leer, escribir, o cualquier otra cosa que hagamos con amor, logramos sentir nuevas dimensiones de las mismas situaciones y percibir nuevos aspectos de las mismas personas. Es maravilloso percibir como simples acciones inclusivas pueden expandir nuestra percepción y enseñarnos que siempre hay otras maneras de canalizar la energía, como destinándola a construir hábitos que nos hagan sentir más conectados con todo y todos a nuestro alrededor.

Hagamos una lista de todo lo que nos aleje de estar tranquilos y otra de todo lo que nos genera paz. Volvamos hábitos diarios todos los que nos conecten con la fluidez del momento presente y empecemos a ejercitar la expresión desde nuestro corazón (integridad, coherencia, transparencia y respeto) (clic aquí para leer sobre empoderar hábitos).

Con amor,
Ángel

3 tips para desapegarnos de la visión limitante que tenemos de nosotros mismos

El primer paso para tener una relación saludable con nosotros mismos es el RESPETO, para eso nos hemos hecho las 3 preguntas para transformar la relación interior (clic aquí para leer el texto completo). El segundo paso es DESAPEGARNOS, dejar de identificarnos con la imagen que los demás tienen de nosotros y con la posible imagen equivocada que podemos tener de nosotros mismos.

Cuando nos definimos parece que llegamos al límite donde no hay nada por cambiar o mejorar porque simplemente así somos y estamos. Es una manera de decirnos que estamos destinados a eso. Por este motivo es muy importante que evaluemos conscientemente las definiciones y busquemos la manera de transformarlas, pues eso nos hace tener esperanza y aumentar la confianza en nosotros mismos.

Hoy vamos a seguir unos tips prácticos para desapegarnos de la visión limitante que tenemos de nosotros mismos:

  1. Decidir lo que queremos transformar (clic aquí para leer sobre decidir por convicción).
  2. Buscar situaciones donde podamos ejercitar el cambio.
  3. Enfocar nuestra energía en las nuevas acciones hasta que se vuelvan hábitos (clic aquí para leer sobre hábitos constructivos).

En cada definición que encontramos sobre nosotros hay un potencial de transformación, entonces hoy vamos a empezar con un aspecto y a trabajarlo hasta que logremos integrarlo a nuestra vida. ¿Nuestra nutrición (clic aquí para leer sobre nutrición consciente), nuestra comunicación, nuestra actividad física, nuestra respiración? Ahora es el momento para comenzar.

Podemos ser lo que queramos, de la manera más transparente e íntegra posible.

Con amor,
Ángel

Mente Constructiva: 4 pasos para reprogramar nuestros pensamientos

Para ser y estar conscientes de nuestra expresión (gestos, palabras, actos, emociones) el primer paso es ejercitar la presencia mental, la cual logramos a través de la integración de nuestra percepción del mundo y nuestra atención, como leímos y practicamos en el artículo 4 pasos para mantener la mente en el presente (clic aquí para leer el artículo completo).

Cuando nuestra mente está presente, podemos enfocarla en nuestro propio proceso de construcción, pero ¿cómo puede ser útil?, fácil, vamos a empezar a trabajarlo por partes. En este artículo entenderemos cómo usar la mente presente para reprogramar nuestros propios pensamientos, ya que son ellos los responsables por la tercera parte de nuestro estado de ánimo y nivel de energía (por los otros dos tercios la percepción y la expresión).

Todos hemos crecido en ambientes diferentes y, de forma inconsciente, estamos sometidos, constantemente, a información que nos hace enfocarnos en el lado “destructivo” de la vida. Y, como es lo que más recibimos, vemos que nuestras conversaciones con las personas se vuelven un campo fértil para hablar de los demás, quejarnos, sentir pesar, citar tragedias, en fin, de hablar de cosas que no podemos transformar. Y eso efectivamente influencia nuestro humor y nuestra energía.

Hoy vamos a enfocar nuestra atención en cómo sintonizarnos, conscientemente, con el lado constructivo de la vida para reprogramar nuestros pensamientos (clic aquí para leer sobre empoderamiento de hábitos). Para esto vamos a seguir estos 4 pasos diariamente hasta integrarlos a nuestros hábitos:

    1. Buscar fuentes de información constructiva para remplazar la información destructiva. Puede ser a través de internet, televisión, personas con las que interactuamos, etc. Por ejemplo, en vez de investigar sobre lo que le hace mal al cuerpo, buscar sobre lo que le hace bien.
    1. Percibir los pensamientos que surgen durante el día. Si generan preocupación, ansiedad o cualquier sensación destructiva vamos a buscar motivos constructivos personales para resignificarlos. Por ejemplo, pienso que necesito dinero para pagar una cuenta, veo que puedo organizar una rifa, hacer un trabajo extra o vender algo que no me sirve y me doy cuenta de que puedo conseguir el dinero, entonces enfoco mis pensamientos en la acción que voy a tomar para conseguir la cantidad necesaria, puede ser que hasta consiga más.
    2. Enfocar los pensamientos en nosotros mismos, y en los proyectos en los que estamos involucrados, pues es donde podemos efectivamente asumir la responsabilidad de la transformación. ¿Para qué pensar en los motivos de otras personas, que son responsabilidad de ellas, si podemos estar usando ese tiempo para expandir nuestra consciencia y construir? Pensemos en eso.
  1. Encontrar, por lo menos una vez al día, un lugar en el que admiremos todo lo que percibimos con nuestro sistema perceptivo, y nos sintamos tranquilos, y pensemos en todo lo constructivo que hemos vivido y como podemos integrarlo a nuestra vida, a nuestros proyectos.

Es nuestra decisión escoger con lo que queremos conectarnos (clic aquí para leer sobre conectarnos con nuestro corazón). Entre más personas conscientes de su propia vida y dispuestas a contribuir de manera asertiva, tenemos mejores resultados remodelando el mundo en que vivimos, construyendo todos los días con más asertividad e innovando para transformar lo que sea necesario. Yo elijo conectarme con lo que contribuye para mi integridad para transformar el mundo con la contribución de todos y todo a mi alrededor, ¿y tú?

Compartamos este método fácil con las personas que quieran recuperar su energía y sentirse empoderadas.