Archivo de la etiqueta: digestion

Oxigenando el cuerpo con el hierro

Ya sabemos que el Calcio es de gran importancia para el cuerpo para mantener los huesos firmes (clic aquí para leer sobre calcio). Ahora vamos a conocer un poco más sobre el hierro. La principal función de este mineral es el transporte de oxígeno a varios sitios del cuerpo como pulmones, tejidos y corazón. El cuerpo es, sin embargo, eficiente, económico y conservador en el uso del hierro, por lo cual pocas cantidades de hierro son necesarias, lo que hace de las fuentes vegetales una buena opción para nuestro consumo, ya que el tipo de hierro presente tiene un porcentaje de absorción más bajo que el de las fuentes animales.

Es importante conocer cómo optimizar la absorción del hierro y los alimentos que contienen mayores concentraciones del mineral.

  1. El hierro es mejor absorbido cuando se consume vitamina C (la limonada es una gran aliada y alcalinizante).
  2. Los siguientes alimentos son ricos en hierro y en micronutrientes que mejoran su absorción (como la vitamina C):
    • Linaza: 4,7 mg de hierro a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumir las semillas licuadas.
    • Nueces del nogal: 2 mg de hierro a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumirlas.
    • Almendras: 3,1 mg de hierro a cada 100 grs. – Dejar en remojo por mínimo 24 horas y lavar antes de consumirlas.
    • Kale: 0,5 mg de hierro a cada 100 grs.

Como podemos percibir, las nueces y semillas son alimentos funcionales ricos en minerales, por este motivo es importante incluir en nuestra dieta las que mejor nos funcionan (clic aquí para ampliar la percepción sobre nuestro cuerpo).

FUENTE:

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com

Artículos PEAhttps://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

Absorción de Nutrientes: 7 pasos para mejorar nuestra nutrición

Antes de iniciar un viaje de expansión de consciencia a través de los micronutrientes (vitaminas y minerales – clic aquí para leer sobre micronutrientes) es importante entender como funciona el proceso de digestión de los alimentos y de absorción, transporte y uso de nutrientes.

  1. Masticación: los alimentos deben triturarse bien con los dientes para humectarlos con la saliva producida y facilitar su paso a través del esófago (evitar consumir líquidos al comer sólidos y viceversa).
  2. Digestión: cuando llegan los alimentos ensalivados al estómago se mezclan con los jugos gástricos degradando los componentes para que puedan ser absorbidos.
  3. Absorción: luego llegan al intestino delgado dónde se mezclan con la bilis, el jugo pancreático y los jugos intestinales para finalizar la digestión e iniciar la absorción (evitar consumir laxantes, pues pueden reducir la absorción de algunos minerales).
  4. Transporte: al ser absorbidos en las paredes del intestino delgado, los nutrientes son transportados por la sangre a las células que los necesitan.
  5. Uso: los lípidos se transforman en triglicéridos. Pueden ser transformados en el hígado y se depositan en el tejido adiposo como reserva de energía. Los carbohidratos son transportados como glucosa para generar energía. Y los aminoácidos de las proteínas pasan a la circulación general para sintetizar proteínas estructurales y enzimas.

Como vemos la nutrición es una integración de varios procesos mecánicos y químicos. Es importante que le demos a nuestro cuerpo lo que necesita para mantener su equilibrio químico evitando los excesos. Para algunas personas el consumo de gluten puede comprometer el proceso de absorción de nutrientes, por esto es importante moderar su consumo. Podemos seguir estos 7 pasos para mejorar la absorción de nutrientes:

  1. Evitar excesos en cualquier tipo de alimentos.
  2. Consumir líquidos y sólidos a parte.
  3. Preferir el consumo de proteínas animales con vegetales o de cereales y granos con vegetales. Evitar incluir proteína animal, cereales y granos en una misma comida.
  4. Evitar alimentos que manifiesten cualquier reacción adversa en el cuerpo.
  5. Dar preferencia a los alimentos naturales (frutas, verduras, cereales).
  6. Mineralizar el agua agregando una pizca de bicarbonato, sal marina al gusto y limón.
  7. Consumir frutos secos y semillas (germinados si es posible).

El cuerpo humano es una máquina extraordinaria. Cada una de las células tiene su función y a la vez hace parte del todo. Creemos nuevos hábitos para tratar mejor nuestras células y mantener nuestro cuerpo saludable.

Con amor,
Ángel