Archivo de la etiqueta: decision

6 Indicadores de Presencia y Gratitud

Para ponernos en contacto con nuevas formas de percibir el mundo es necesario que seamos más conscientes de nuestros propios procesos y de la forma en que ellos influencian nuestra interacción con el medio. En este proceso la mente es esencial, pues como aliada presente puede transformar profundamente lo que consideramos un hecho inevitable y, conectada al corazón, nos enseña a agradecer por todo lo que hay (clic aquí para leer sobre elevar nuestra experiencia).

Traer la mente al presente (clic aquí para leer sobre mente presente) es una de las mejores estrategias para poder percibir que el milagro de la vida está en los pequeños detalles, una sonrisa, un abrazo, un chiste, el sol entrando por la ventana, un té en buena compañía, un paisaje de concreto o de naturaleza que tenemos todos los días al frente, en fin, todo lo que parece igual y rutinario empieza a percibirse como único y maravilloso, sólo podemos percibir la unicidad de cada momento cuando nos permitimos ampliar nuestra percepción.

Aquí tenemos 6 indicadores que nos muestran que estamos más presentes y agradecidos.

  1. Prestamos atención a los más mínimos detalles
  2. Usamos con más intensidad nuestros sentidos para conectarnos con todo y todos
  3. Integramos mejor lo que percibimos y recibimos a lo que vivimos
  4. Percibimos la unicidad de cada momento
  5. Aprendemos más sobre las situaciones que estamos viviendo y las personas con las que nos comunicamos durante el día
  6. Nos transformamos constantemente alineados a nuestro propósito y al contexto social.

Escogiendo vivir la vida desde la gratitud y el aprendizaje infinito nos conectamos con otros ángulos de la misma realidad y logramos reconocer la magia en el ahora. Podemos escoger percibir cada momento como un milagro.

Con amor,
Ángel

Decidiendo por Convicción

En esta última semana he estado presente en situaciones en que he percibido que necesitamos conectarnos con lo que somos, y cómo estamos, en el momento actual y entenderlo como un resultado personal de nuestras propias decisiones. ¿Qué pasaría si en este momento llega alguien que conoce nuestros más profundos deseos y nos vende la idea perfecta para hacerlos realidad?, ¿aceptaríamos de cualquier manera, o evaluaríamos si la idea está alineada a nuestros valores, principios y corazón (clic aquí para leer sobre conexión con el corazón)?, ¿reflexionaríamos sobre el beneficio real que trae al entorno, o nos convenceríamos con nuestra propia mente de que si me hace feliz hace feliz al mundo?

Estamos en una época en que tenemos mucha más información disponible sobre lo que necesitamos y, por lo tanto, podemos decidir de manera más consciente (clic aquí para leer sobre construir paz con consciencia). Además es esencial que nos sintamos a nosotros mismos, pues allí podemos encontrar respuestas que sólo podemos sentir por dentro, que nadie más puede percibir. Pensemos en un momento en que tuvimos que decidir sobre algo y, al pensar en aceptar, todo se nos revolvió por dentro, nuestro cuerpo gritaba “NOOO” y nuestra mente y sus deseos gritaban “SIIIII”; esto es información interior y es necesario que la consideremos y la integremos, coherentemente, con la información externa, para decidir más conectados con nosotros mismos (clic aquí para leer sobre coherencia).

Podemos escoger tomar la decisión apropiada para nosotros dentro del medio en el que estamos, respetando nuestros límites y los límites de los demás, respetando el medio ambiente y las leyes del lugar en que estamos. Recordemos que TODO, LO QUE SENTIMOS, PENSAMOS, DECIMOS Y HACEMOS, TIENE UN IMPACTO INTERNO Y EXTERNO, entonces ¿estamos dispuestos a tomar decisiones que impacten constructiva y sosteniblemente a nosotros mismos y a todo a nuestro alrededor?

Todo en la vida requiere una construcción, lo que funciona para unos no funciona para otros, por eso es muy importante que aprendamos a través de nuestra experiencia. Podemos hacerlo aplicando lo que aprendemos de otros, o integrando la información que recibimos a lo que ya nos funciona. Preguntémonos lo siguiente: ¿a largo plazo todo lo que nos dicen que hagamos tiene un desarrollo sostenible y un impacto positivo en nosotros, nuestra familia, la sociedad y el planeta? Para llegar a esta respuesta necesitaríamos conocer transparente e integralmente la vida de la persona que lo aplica, y esa información no la tenemos, entonces ¿que tal si empezamos por aceptar quienes somos y donde estamos, reconocemos qué hemos hecho en la vida que nos ha funcionado y transformamos lo que no en aprendizaje para crear nuestra propia forma de hacer las cosas? (clic aquí para leer sobre transparencia)

Esta reflexión viene de mi sentimiento de unidad, de lo que vivo y de lo que percibo. Estoy convencida de que siendo más conscientes y coherentes, desde nuestro interior, logramos expresar consciencia y coherencia en el planeta en que vivimos. Podemos elegir, yo elijo decidir de manera constructiva, sostenible y coherente con una sociedad más humana. Interiorizando lo que recibimos encontramos las respuestas que necesitamos.

Con amor,
Ángel

Conectándonos Con Nuestro Corazón

En el último artículo hemos aprendido sobre la manera de sublimar nuestra experiencia a través de nuestros mundos mental, creativo, sexual y emocional (clic aquí para leer sobre sublimación), y estos asuntos están totalmente conectados con nuestra conexión personal con nuestro corazón.

Nuestro corazón es nuestro guía, siempre que vivimos en calma, hacemos lo que nos trae paz, nos concentramos con nuestros talentos y permanecemos en nuestro propio estado de flujo, nos sentimos naturalmente alineados a la vida misma. En el momento en que nuestra mente se alinea a nuestra verdadera naturaleza y su deseo, esos que respetan nuestros propios límites y sueños a través de la calma de nuestras interacciones, vivimos una vida más coherente, pues es el momento de gran satisfacción que existe como consecuencia de la total aceptación de quienes somos. Para aprender a través del amor es necesario que nos conectemos con nuestro corazón y sigamos poniendo toda nuestra intención en ello (pensamiento, sentimiento y expresión).

Para conectarnos con nuestro corazón es importante que trabajemos nuestra propia coherencia para llegar a nuestra autosuficiencia personal. La coherencia personal es la consecuencia de una evaluación consciente de nuestro deseo del corazón, de lo que disfrutamos realmente hacer, para poder integrarlo a nuestro presente y a nuestro contexto, y construir así bases sólidas para nuestro desenvolvimiento en todas las áreas de nuestra vida. Cada momento y cada paso dado con más consciencia y certeza, nos fortalece de adentro hacia afuera, haciendo que se potencie nuestro poder personal, haciéndonos autosuficientes a través de nuestro propio talento y contributivos para conectarnos con los talentos de los demás para construir una sociedad consciente y sostenible.

Entendiendo que nuestra realidad vivida desde el corazón es la medida apropiada entre receptividad y actividad en todas las áreas de nuestra vida, podemos hacernos las siguientes preguntas para conocernos un poco mejor y poder actuar en consecuencia:

  1. ¿Con que tipos de seres fluimos?, con jóvenes, con perros, con plantas, con niños, con seres microscópicos, con nuestra familia, con nuestra pareja, con nuestros amigos, etc. Hay muchas opciones que podemos considerar para entender un poco más sobre lo que traemos en nuestro corazón como talento principal.

  2. ¿Cuales son las actividades con las que más fluimos durante el día?, hay muchas actividades que nos pueden gustar como cocinar, cantar, limpiar, cuidar, escribir, leer, viajar, etc. Es importante que sepamos realmente que es en lo que fluimos haciendo, esas actividades en las que perdemos la noción del tiempo porque nos conectamos totalmente con ellas, sobre todo las integradas a los tipos de seres con los que más fluimos.

  3. ¿Qué podríamos hacer que nos genere ingresos y nos permita fluir? Aquí necesitamos integrar todo con lo que fluimos y ponerlo en el contexto en el que nos encontramos. Por ejemplo, si fluimos más con los niños y haciendo música podemos iniciar un proyecto de música para niños en el parque de nuestro barrio, que de acuerdo con nuestra propia experiencia puede expandirse o permanecer donde fue establecido. Recordemos que todo lo que nos hace fluir puede ser remunerado, pues es un servicio que estamos prestando a través de nuestro talento, nuestra pasión y nuestra inversión de recursos para fortalecerlos.

Nuestro corazón sólo nos lleva por los caminos que conocemos en todos los niveles, donde somos más conscientes del terreno en que pisamos, entonces siempre que tengamos una decisión importante respiremos profundamente y pensemos en cada una de las opciones que tenemos con calma, aquella que nos genere más tranquilidad es la que estamos preparados para escoger con todas las consecuencias que pueda generar. Recordemos que así no conozcamos las leyes ellas se aplican en todo momento, entonces observemos bien las consecuencias que han generado nuestras reacciones a lo largo de la vida (en el área de relaciones de pareja, de amistades, familiares, laborales, estudiantiles, etc) y conozcamos más sobre las leyes del lugar donde vivimos, así tomaremos decisiones cada vez más asertivas y constructivas para nosotros mismos.

Con amor,
Ángel

3 preguntas para transformar la relación interior

Las relaciones son tan simples como queremos verlas. Es importante que la primer relación que analicemos en nuestra vida para tener relaciones mejores sea nuestra relación con nosotros mismos. Las relaciones que tenemos con las personas depende del valor que nos damos y de los límites que establecemos (clic aquí para leer el texto sobre establecer límites).

Hoy vamos a hacernos unas preguntas para responderlas conscientemente, con toda sinceridad, a nosotros mismos.

  1. ¿Cómo me trato cuando algo no sale como lo había planeado?
  2. ¿Me acepto como soy o trato de ser lo que los demás desean?
  3. ¿Asumo la responsabilidad de mi vida y mis decisiones? (clic aquí para leer el texto sobre decidir por convicción)

Es importante entender que es con nosotros mismos que tenemos que ejercitar todos los aspectos que sentimos que están faltando en nuestra vida. Lo que esperamos de los otros debe ser algo que damos, saber dar y recibir es muy importante para la armonía de las relaciones.

Cuando empezamos a trabajar la paciencia, la aceptación, la disciplina y la responsabilidad desde nuestro interior, y con nosotros mismos, nos sentimos más completos y cómodos.

Al cambiar el enfoque, e integrar lo externo y lo interno, logramos entender la importancia de tomar cada decisión en nuestra vida con la mayor calma y certeza posibles (clic aquí para leer el texto sobre polaridades como aprendizaje). De esta manera nuestras relaciones con el mundo se transforman, comprendemos que cada uno necesita ser completamente responsable por si mismo y así vivimos de una manera más reflexiva.

Después de mucho tiempo de estar responsabilizando a las personas, y a la vida, por todo, decidí asumir mi responsabilidad y me he sentido realmente empoderada, (clic aquí para comprar el libro 7 Niveles Para el Empoderamiento Personal) me acepto, me conozco y sé lo que quiero, así que dirijo mi energía para construir la vida que quiero en sociedad. ¿Y tú?

Recuerda compartir este texto con alguien a quien pueda parecerle útil y compartir tu experiencia con nosotros en los comentarios. ¿Cómo vives tu relación contigo?

Con amor,
Ángel