Archivo de la etiqueta: conocimiento

ENERGIZAR: Construcción Presente

Siempre es tiempo de ampliar nuestra percepción y conocer más sobre nuestros propios procesos energéticos, pues sólo quien conoce su propia energía puede tomar las decisiones más apropiadas para construir desde su paz interior.



He escrito este libro durante mi propio proceso de identificación de aquello que me energiza en el presente y que, consecuentemente, me lleva a invertir mi energía de la manera más apropiada posible desde mi propósito de contribuir como individuo social desde mi paz.

En las casi 20 páginas, encontramos información que podemos integrar para hacernos más conscientes del uso de nuestra propia energía desde nuestras emociones hasta nuestra nutrición.

Recordando que cada una de nuestras decisiones construye nuestro destino, entendemos la importancia de tomar decisiones alineadas a nuestra paz, pues es así que entre todos construimos la paz mundial que queremos.

Toma de Decisiones

Todo en nuestra vida requiere una construcción a través de diferentes procesos integrados, por eso, la toma de decisión es esencial, pues decidimos a cada momento sobre todo, por lo tanto, cada decisión es parte de una construcción completa. Una toma de decisiones más consciente para construir paz, empieza con una decisión simple: Decidimos conectarnos afuera con lo que corresponde con nuestra paz adentro. Cuando estamos conscientes de que desde la decisión más simple, como levantarnos o acostarnos, hasta la más compleja, como un cambio de país, está construyendo constantemente lo que experimentamos en nuestra realidad, percibimos la importancia de conocer de verdad lo que resuena con nuestra paz interior. Últimamente, he decidido tomar cada decisión en el presente. Esto ha cambiado mucho la forma en la que me relaciono conmigo misma y con el mundo, pues cada momento depende de mi paz, de aquello para lo que estoy preparada desde mi propia sabiduría. Lo que en este momento puede ser un NO, en 5 minutos de reflexión puede volverse un SI, y lo que puede ser un SI en este momento, en un segundo puede ser un NO, pues, a parte de estar preparados, todo tiene un tiempo apropiado para ser expresado. Para nosotros, que queremos construir un mundo en paz, estos tips son una forma de conectarnos más con nuestro presente y decidir de acuerdo con esa paz interior que queremos expresar en la Tierra:
  1. Para identificar cómo sentimos la paz dentro de nosotros, cerramos los ojos y pensamos en la paz. Percibimos cómo nos sentimos, cómo sentimos nuestro cuerpo. Este es nuestro estado personal de paz, una brújula apropiada para expresar nuestra paz interior y construir la paz exterior.
  2. Cada decisión tomada, en todo momento, desde nuestra paz, nos lleva por el camino del aprendizaje a nuestro propio ritmo, entonces, sabiendo cómo sentimos la paz adentro, podemos pensar en las opciones disponibles y escoger aquella con la que sentimos nuestra paz. Si entre las opciones todavía ninguna nos hace sentir paz, tomemos un tiempo para reflexionar y percibir otras opciones.
  3. Nuestra mente y nuestra expresión también pueden estar alineadas con la paz que sentimos, por lo tanto, percibiendo cómo nos sentimos cuando pensamos o expresamos algo, podemos empezar a implementar otras maneras de pensar e de expresarnos.
Sólo nosotros sabemos lo que es apropiado para nosotros, pues sólo nosotros podemos sentir la afinidad con nuestras opciones en el momento presente. Asumiendo la responsabilidad por la toma de decisiones en todo momento, percibimos que podemos contribuir, de manera asertiva, en la construcción de una sociedad en paz y sostenible. Todo está en constante transformación, por eso es esencial mantener una conexión presente con nuestra paz. Cuando tomamos todas nuestras decisiones desde nuestro sentimiento de paz, percibimos otras posibilidades que conectan nuestra realidad con nuestra paz interior.

El Camino se Hace más Corto Cuando Tenemos Conocimiento

La impotencia es algo que todos hemos vivido alguna vez en la vida, la cuestión es, ¿qué hemos hecho al sentirla? Siempre tenemos opciones, algunas veces nos hemos congelado al no saber qué hacer, pero otras tal vez decidimos aprender un poco más sobre la situación para entender la manera de hacer algo diferente, puede ser desde algo simple como abrir una botella hasta algo más complejo como las relaciones personales, lo cierto es que cada vez que adquirimos más conocimiento, y lo integramos a nuestra realidad, más corto se hace el camino para lograr lo que nos proponemos.

Para construir una cultura que valore la importancia del conocimiento y la experiencia necesitamos entender que todas las situaciones “milagrosas” (que prometen dinero, sanación, etc.) sin el cambio de hábitos, y de manera “cómoda” y rápida, son un engaño a largo plazo, pues puede ser que lo que se desea aparentemente se logre pero puede volverse un problema de nuevo con el tiempo. Si hoy tenemos determinada condición física, económica o de relaciones, es porque nuestras propias decisiones nos han llevado a ellas, si resolvemos todo mágicamente y continuamos con la misma mentalidad, el mismo nivel de conocimiento y tomando el mismo tipo de decisiones lo más probable es que esas condiciones aparezcan de nuevo, y lo hacen para enseñarnos a entender que el conocimiento es esencial para nuestro desarrollo y para que evaluemos la manera en que nos comportamos, podemos considerarla correcta pero la vida nos muestra lo contrario.

Para entender e integrar la idea de adquirir conocimiento y aplicarlo a nuestra experiencia, veamos algunos indicadores de que estamos aprendiendo a agilizar nuestros propios procesos a través de ese aprendizaje:

  1. ESTADO DE FLUJO: Permanecemos en este estado mientras hacemos todo con el corazón, cada situación que se presenta logramos usarla como una lección para transformar lo que estamos haciendo, sea ajustando el rumbo o aprendiendo algo que nos permita expandir nuestras actividades. Por ejemplo, en el ambiente de trabajo fluyendo en nuestras tareas podemos encontrar nuevas herramientas para agilizar el proceso y transmitirlas a nuestros compañeros. En las relaciones alguna situación o conversación puede llevar a conocer mejor a la otra persona para mejorar la dinámica de la vida a dos. Siempre es posible aprender, basta querer (clic aquí para leer sobre conexión con el corazón).

  2. INTEGRACIÓN: Si percibimos con atención, hay mucha información que llega a nosotros durante el día, y gran parte de ella puede ser muy valiosa para nuestros propios procesos, pero para esto necesita ser integrada. Siempre que encontramos una información, sea cual sea la fuente o el asunto, podemos preguntarnos sobre cómo eso se encaja en lo que estamos viviendo en el momento presente. A medida que vamos conectándonos más con la información que recibimos y ejercitamos la integración, agilizamos nuestros procesos y logramos transmitir de manera más fácil nuestras contribuciones. Todos somos maestros y alumnos (clic aquí para leer sobre Empoderamiento Personal).

Todo tiene su tiempo, así que mientras más presentes estamos (clic aquí para leer sobre mantener la mente en el presente) más fácil es integrar lo que necesitamos para construir, pues está todo el tiempo en lo que vivimos, en lo que percibimos, en lo que creamos. El momento perfecto es ahora, a veces será para recibir y percibir, otras para dar y actuar, todo es necesario, mantengámonos en estado de flujo, y gratitud, y sintamos la diferencia.

Con amor,
Ángel