sublimacion

Sublimación de Nuestra Experiencia: Edición Especial

A través de nuestra experiencia personal, es perceptible que nosotros mismos podemos construir sentimientos sublimes sobre cosas que parecen simples y a las cuales normalmente no les damos mucha importancia, es cuestión de vivir el momento plenamente y ampliar nuestra consciencia sobre nosotros mismos. A esto se le llama SUBLIMACIÓN, que, según la definición del diccionario de la RAE, es engrandecer, exaltar, ensalzar, elevar a un grado superior.

Durante nuestra vida, casi siempre de manera inconsciente, hemos sublimado varias cosas, algunas destructivas, conectándolas con la manera en que nos sentíamos a nivel emocional y mental en determinado momento, y también hemos relacionado aspectos, que pueden ser constructivos para nosotros, con momentos negativos a nivel emocional y mental. Cuando nos empezamos a dar cuenta de eso percibimos el origen de muchos de nuestros vicios de comida, cigarrillo, emociones, juego, personas, sexo, drogas, bebida, etc., y descubrimos que podemos conectar de manera consciente hábitos más constructivos a través del sentimiento de amor a nosotros mismos.

Cada acción trae consecuencias, sean a corto o largo plazo, y algunas veces pueden parecer nulas, es por esto que es importante que empecemos a escoger de manera más consciente y asertiva las decisiones que queremos tomar para impactar nuestra vida, nuestra salud, niveles de energía, relaciones con nosotros mismos y con los demás, etc., de manera constructiva. Por este motivo, es esencial conocer maneras simples de sublimar diversas áreas de nuestra vida desde los mínimos detalles.

La reflexión que queda es: ¿Qué hemos sublimado que es destructivo para nosotros? Ahora que tenemos esa respuesta conozcamos la sublimación de nuestro mundo mental, creativo, sexual, emocional y sentimental, en este mismo artículo que es una edición especial enfocada en la expansión de consciencia, la ampliación de perspectiva sobre lo que podemos llamar de mundo invisible y sensible (¿etéreo?).

1. SUBLIMACIÓN DE NUESTRA REALIDAD MENTAL: Base de nuestras relaciones

La realidad que existe en nuestra mente, la que nutrimos, es la manera en que vivimos nuestra propia experiencia. Tenemos varias opciones y percibimos sólo las cosas a las que les damos atención, porque además es lo que más nos comunican, ya que nos conectamos e identificamos con ello. Entonces si decidimos ver todo como una adversidad, o un desafío, nuestra vida nos muestra eso en todo lo que hacemos, ya cuando decidimos ver todo como un aprendizaje vivimos la vida como una experiencia infinita de conocimiento. Es por este motivo que es tan importante que verifiquemos la realidad que estamos nutriendo en nuestra mente.

Reconociendo cómo nuestra mente influye en la manera en que experimentamos nuestro presente, podemos seguir pasos simples para sublimar nuestra realidad mental de manera constructiva y en armonía con todos y todo a nuestro alrededor.

  • Preguntémonos: ¿Que pensamientos tenemos durante el día que nos generan angustia, estrés, ansiedad, tristeza?, ¿qué situaciones diarias intensifican esos pensamientos y esas emociones? Ejemplo: si pensamos en la situación del país nos sentimos inseguros, esto se intensifica al ver noticieros y hablar con las personas sobre el tema.

  • Con los pensamientos, y emociones, destructivos identificados, podemos trabajar transformándolos en acciones constructivas que nos empoderan. Ejemplo: buscamos la manera de disminuir las necesidades que no son necesarias (clic aquí para ver un paso a paso para evaluar nuestras necesidades), de vivir con lo necesario, de ahorrar lo que nos entra ahora, de identificar nuestros talentos para trabajar contribuyendo con la construcción de modelos más constructivos, coherentes y transparentes, donde sea que estemos, esto construye nuestra autoconfianza.

  • Identifiquemos los pensamientos y situaciones en nuestro día que nos traen tranquilidad y nos hacen tener confianza en nosotros mismos. Ejemplo: cuando nos enfocamos en hacer algo para lo que tenemos talento, cuando pasamos tiempo con nosotros mismos, con nuestros hijos, con animales, con personas, con la naturaleza, etc.

  • Enfoquemos nuestra energía en intención (pensamientos, sentimientos, expresión) en lo que nos hace sentirnos conectados con nosotros mismos y con el mundo. Aprendamos algo nuevo sobre nosotros y las maneras de que tengamos un impacto más constructivo desde casa.

La reflexión que queda es: ¿Cuánto tiempo dedicamos por día para sublimar lo que es constructivo para nosotros?

2. SUBLIMACIÓN DE NUESTRA CREATIVIDAD: Estado de Flujo

Cuando nutrimos una realidad empoderante, que nos reconecta con la confianza en nosotros mismos, y en la vida, empezamos a integrar la información interna y externa que recibimos de manera más auténtica para expresarla, cuestionándonos más sobre lo que nos llega, pues descubrimos que todos somos diferentes y, al mismo tiempo, hacemos parte de la realidad colectiva que existe. 

Ahora que tenemos una realidad mental más constructiva y basada en lo que es más apropiado para nosotros desde nuestra propia experiencia, podemos integrar algunos pasos para aumentar nuestra reconexión personal y permitir que nuestra creatividad fluya, en todas las áreas de nuestra vida.

  • Hidratación: ¿Somos conscientes de la calidad de hidratación de nuestro cuerpo?  Ejemplo: el agua que consumimos debe tener minerales esenciales para hidratarnos, podemos mineralizar el agua con sal marina, y un poco de bicarbonato de sodio, y solarizarla, a mi me ha dado muy buen resultado, mi cuerpo funciona mejor y pide menos líquido durante el día. Investiguemos y probemos con nuestro propio cuerpo.

  • Nutrición: ¿Comemos para alimentarnos o para nutrirnos? (Clic aquí para leer el artículo para expandir nuestra consciencia nutricional). Ejemplo: cuando comemos pensando sólo en balancear harinas y proteínas estamos ignorando los minerales y vitaminas, que son esenciales para el funcionamiento apropiado de nuestro cuerpo. Yo por ejemplo he dejado las carnes y los lácteos porque me he dado cuenta de que mi intestino absorbe mejor los nutrientes de los alimentos funcionales y necesito comer menos para sentirme con más energía y más salud (clic aquí para leer sobre micronutrientes y regeneración celular).

  • Respiración: ¿Sabemos cual es la calidad de nuestra respiración? Ejemplo: nuestra respiración se va volviendo más corta y usamos sólo una parte de nuestra capacidad pulmonar para oxigenar nuestro cuerpo. Yo he integrado una respiración diafragmática profunda durante el día y me he sentido más conectada y tranquila.

  • Regeneración celular: ¿Dormimos lo suficiente y damos al cuerpo lo que realmente necesita? Ejemplo: nuestro cuerpo necesita determinado tiempo para regenerarse y regularse durante el sueño, por esto es importante que sepamos cuánto tiempo necesitamos para levantarnos con disposición y energía. A medida que he mejorado mi nutrición me he dado cuenta de que mi cuerpo necesita menos tiempo cuando como lo necesario (Clic aquí para leer el artículo completo sobre regeneración celular).

Dándole atención a nuestro nivel energético, de manera integrada, permitimos que nuestra creatividad fluya con facilidad y en cualquier momento presente., logramos conectarnos con nuestro estado de flujo.

La reflexión que queda es: ¿Investigamos realmente los procesos que nos permiten ampliar nuestra consciencia personal?

3. SUBLIMACIÓN DE NUESTRA EXPERIENCIA SEXUAL: Pontenciando el amor

La energía sexual es también energía creativa que, al sublimarla de manera constructiva, nos conecta con nuestra esencia a través del amor. Nuestra energía sexual está conectada a procesos de atracción en nuestra propia percepción, que pueden fortalecer las conexiones a través de nuestro mundo emocional, mental y/o físico. Como leímos en la sublimación de la realidad mental percibimos sólo las cosas a las que les damos atención, así que a medida que vamos conociéndonos a través de nuestra propia experiencia, tenemos la opción de expandir nuestra consciencia personal para aprender a conectar con nuestras propias señales personales y así de manera más asertiva con el mundo.

Reconociendo cómo nuestras emociones, pensamientos y percepciones influyen en la manera en que experimentamos nuestra energía sexual, podemos seguir pasos simples para sublimarla de manera constructiva y en armonía con todos y todo a nuestro alrededor.

  • Preguntémonos: ¿Que motivos nos llevan a vivir nuestra sexualidad como lo hemos decidido?, ¿que sentimos y pensamos después del acto sexual o del orgasmo? Ejemplo: mi motivo para iniciar mi vida sexual fue mi baja autoestima, siempre pensé que el sexo era una manera de controlar a mi pareja para tenerla a mi lado. Mientras tuve ese pensamiento era común sentirme adolorida y vacía, como si algo me faltara que no podía encontrar fuera de mí, muchas veces me sentía cansada, como si no tuviera energía, pero pensaba que eso era normal.

  • Con los pensamientos, y emociones, destructivos identificados, podemos trabajar transformándolos en acciones constructivas que nos empoderan. Ejemplo: Investigando descubrí que no era normal sentirme como me sentía y empecé a leer sobre varios asuntos y a sentirme más a mi misma en cada momento, mi consciencia sobre mi energía sexual se amplió y hoy percibo que no es sólo una cuestión de mis mundos emocional, físico y mental, sino que también incluye mi mundo sentimental y los mundos emocional, físico, mental y sentimental de la persona con la que permito que se establezca esa relación.

  • Enfoquemos nuestra energía en el presente y aprendamos algo nuevo sobre nosotros y las maneras de que tengamos un impacto más constructivo en nuestras propias relaciones a través de nuestra interacción personal integrada a nuestras señales interiores.

La reflexión que queda es: ¿Enfocamos nuestra energía sexual por convicción personal o por complacer a los demás?

4. SUBLIMACIÓN DE NUESTRAS EMOCIONES: Construyendo el sentimiento

Las emociones son energía reactiva e inconsciente en movimiento, surgen de necesidades y creencias que hemos asumido como nuestras a lo largo de nuestra vida. Las somatizamos en el cuerpo y nos identificamos con ellas hasta el punto en que pensamos que es el lenguaje de nuestro corazón. Las emociones nos hacen reaccionar de acuerdo a lo que hemos integrado, vamos de las lágrimas a las risas, del afecto a los gritos, y viceversa. Los sentimientos son energía activa y consciente en movimiento, surgen de necesidades y creencias que se construyen a partir de lo que hay en nuestro corazón, aquello con lo que fluimos en armonía con nuestro entorno desde lo que sentimos. Los sentimos en el cuerpo como un estado de paz y coherencia con nuestra esencia. Podemos actuar a partir de nuestros sentimientos, pues nuestra comprensión de cada situación se expande de acuerdo con nuestra experiencia y la manera en que pensamos, haciéndonos más asertivos en nuestra expresión.

Conociendo las emociones y los sentimientos, podemos seguir pasos simples para sublimar nuestras emociones de manera constructiva y en armonía con nuestra esencia y nuestro corazón.

  • Preguntémonos: ¿Que pensamientos tenemos durante el día que nos generan cualquier emoción negativa o positiva?, ¿qué situaciones diarias intensifican esos pensamientos y esas emociones? Ejemplos: como ejemplo de pensamiento y emoción positiva, si pensamos en que vamos a salir con alguien que nos gusta sentimos maripositas en la barriga y cuando nos llama el pensamiento y la emoción se intensifican. Como ejemplo de pensamiento y emoción negativa, si pensamos en que alguien nos miente sentimos la emoción en alguna parte del cuerpo manifestando la impotencia y cuando nos dice algo que sabemos o pensamos que es mentira se intensifican el pensamiento y la emoción.

  • ¿Cómo reaccionamos cuando sentimos esas emociones en el cuerpo? Ejemplos: para el primer caso la reacción puede ser sonreír y ponernos nerviosos, para el segundo puede ser gritar y enfrentar a la persona.
  • ¿Cómo podríamos trabajar la emoción y actuar de manera más asertiva? Ejemplos: para trabajar la emoción necesitamos respiración diafragmática profunda hasta que nos sintamos tranquilos. Para actuar de manera más asertiva en el ejemplo positivo sonreír continua siendo asertivo, porque además se siente en la voz, y para continuar es importante que nos preguntemos si la persona con la que vamos a salir es realmente alguien con quien queremos construir algo juntos basados en la realidad de lo que es y lo que somos. Para actuar de manera más asertiva en el ejemplo negativo, una vez trabajada la emoción pensemos si hemos sido sinceros, con nosotros mismos y con los demás, y preguntémonos por qué mantenemos a esa persona en nuestra vida.

  • Evaluemos lo que hemos permitido, pues las emociones nos llevan a lugares y a personas para que aprendamos algo que no hemos querido aprender a través de la auto reflexión. Entendamos que lo que queremos de corazón, es el sentimiento de armonía con nosotros mismos que nos guía en nuestro propio camino.

La reflexión que queda es: ¿Qué tenemos que aprender sobre nosotros mismos a través de las situaciones que vivimos? (clic aquí para aprender ejercicio de consciencia emocional)

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com
WhatsApp: +57 305 3715480

Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel

Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/

Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

One Comment

  • […] Sometimes we avoid the word “NO”, even though we feel it is necessary, because we assume people will think or say something specific about us, and we fear how the consequence can impact our image. It is important that we remember that it is impossible to please everyone, even within our family nucleus we can find people who disapprove our actions, no matter how kind they may seem to us, it is here that we perceive the importance of being more authentic, at least, this way we relate to people who authentically have more affinity with us (click here to read about self-knowledge and sublimation).. […]

Comenta