sublimacion

Sublimación de Nuestra Experiencia 2: Realidad Mental

Ahora que entendemos un poco mejor qué es la sublimación (haga click aqui para leer el artículo sobre sublimación completo),  y como la experimentamos en nuestra vida, podemos iniciar un viaje a través de nuestra propia experiencia, integrando todas las áreas que componen nuestra integridad humana. El tema de hoy es la sublimación de nuestra realidad mental, que es la base de la manera en que nos relacionamos con el mundo.

La realidad que existe en nuestra mente, la que nutrimos, es la manera en que vivimos nuestra propia experiencia. Tenemos varias opciones y percibimos sólo las cosas a las que les damos atención, porque además es lo que más nos comunican, ya que nos conectamos e identificamos con ello. Entonces si decidimos ver todo como una adversidad, o un desafío, nuestra vida nos muestra eso en todo lo que hacemos, ya cuando decidimos ver todo como un aprendizaje vivimos la vida como una experiencia infinita de conocimiento. Es por este motivo que es tan importante que verifiquemos la realidad que estamos nutriendo en nuestra mente.

Reconociendo cómo nuestra mente influye en la manera en que experimentamos nuestro presente, podemos seguir pasos simples para sublimar nuestra realidad mental de manera constructiva y en armonía con todos y todo a nuestro alrededor.

  1. Preguntémonos: ¿Que pensamientos tenemos durante el día que nos generan angustia, estrés, ansiedad, tristeza?, ¿qué situaciones diarias intensifican esos pensamientos y esas emociones? Ejemplo: si pensamos en la situación del país nos sentimos inseguros, esto se intensifica al ver noticieros y hablar con las personas sobre el tema.

  2. Con los pensamientos, y emociones, destructivos identificados, podemos trabajar transformándolos en acciones constructivas que nos empoderan. Ejemplo: buscamos la manera de disminuir las necesidades que no son necesarias (haga click aquí para ver un paso a paso para evaluar nuestras necesidades), de vivir con lo necesario, de ahorrar lo que nos entra ahora, de identificar nuestros talentos para trabajar contribuyendo con la construcción de modelos más constructivos, coherentes y transparentes, donde sea que estemos.

  3. Identifiquemos los pensamientos y situaciones en nuestro día que nos traen tranquilidad y nos hacen tener confianza en nosotros mismos. Ejemplo: cuando nos enfocamos en hacer algo para lo que tenemos talento, cuando pasamos tiempo con nosotros mismos, con nuestros hijos, con animales, con personas, con la naturaleza, etc.

  4. Enfoquemos nuestra energía en intención (pensamientos, sentimientos, palabras y acciones) en lo que nos hace sentirnos conectados con nosotros mismos y con el mundo. Aprendamos algo nuevo sobre nosotros y las maneras de que tengamos un impacto más constructivo desde casa.

La reflexión que queda para hoy es: ¿Cuánto tiempo dedicamos por día para sublimar lo que es constructivo para nosotros?

Un abrazo,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com
WhatsApp: +57 305 3715480

Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

2 Comments

Comenta