Sinceridad

Los seres humanos, como parte de la naturaleza, tenemos nuestro propio camino para construir, esto lo reconocemos cuando sentimos paz en nuestra vida en todo lo que pensamos, decimos y hacemos.

Siendo sinceros con nosotros mismos, percibimos que muchos de los hábitos que hemos adquirido no nos traen paz, apenas nos causan emociones que consideramos positivas y los usamos como la válvula de escape de la realidad como es, así evitamos lidiar con nuestros conflictos internos manteniendo la falsa realidad de que todo eso nos hace sentir en casa (clic aquí para leer sobre viniendo a nosotros).

El hábito de dejar nuestra mente receptiva para nuestro deseo de paz nos lleva a reconectarnos con nosotros mismos como individuos sociales (clic aquí para leer sobre contribución social), a percibir nuestros conflictos para integrarlos y a construir nuestra vida desde la simplicidad de nuestra propia paz interior (clic aquí para leer sobre modelo de paz).