respeto y responsabilidad

¿Realmente Actuamos Con Respeto?

 

Cuando prestamos atención, percibimos que es necesario que construyamos coherencia con respecto al respeto, pues, la palabra en si, ha sido usada de una manera muy superficial que, generalmente, nos favorece según nuestra creencia personal. Entonces, ¿será que realmente actuamos con respeto?

La palabra respeto viene del latín respectus que significa atención, consideración, pero su significado social ha sido tocado, sobre todo, por el miedo. Cuando nuestra conducta ha sido adquirida sin ser cuestionada, existe la tendencia a asumir que respetamos porque tratamos de agradar a las personas (por miedo a la soledad, al castigo, al conflicto, etc.) y/o desarrollamos mecanismos de manipulación para lograr lo que queremos y los ejercemos con tanta maestría que ni siquiera percibimos que estamos siendo poco considerados con los demás, y con nosotros mismos.

Desde esta perspectiva es importante que conectemos el respeto con la responsabilidad que nos lleva a reconocer y aceptar las consecuencias de nuestros actos. Cuando decidimos conocernos mejor (clic aquí para comprar el libro 7 Niveles Para el Empoderamiento Personal), descubrimos nuestra capacidad de canalizar nuestras reacciones en acciones que construyen a través del conocimiento integrado a la experiencia y de aceptar e integrar nuestros talentos, y la ausencia de ellos, de una manera constructiva. Este proceso nos permite hacernos conscientes de que todo lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos tiene un impacto y que al asumir la responsabilidad por nuestros actos nos volvemos más respetuosos a cada nueva decisión que tomamos con atención y conocimiento.

Las siguientes preguntas son muy útiles para identificar si realmente estamos actuando con respeto y pueden llevarnos a transformar la manera de expresarnos para conectarnos de una manera más coherente con nuestro deseo de construir paz desde cada una de nuestras decisiones:

  1. ¿Expresamos nuestro punto de vista como experiencia para compartirlo (sin necesidad de imponerlo)?
  2. ¿Nutrimos pensamientos de constructividad sobre nosotros y todo lo que nos rodea? (clic aquí para leer el texto sobre reprogramar nuestros pensamientos)
  3. ¿Conversamos sobre experiencias y puntos de vista para transmitir e integrar?
  4. ¿Sabemos lo que queremos y lo comunicamos de la manera más constructiva posible (con argumentos coherentes y aplicables)?
  5. ¿Nutrimos sentimientos que nos hacen sentir conectados con la humanidad y el mundo?
  6. ¿Cumplimos las promesas que hacemos?
  7. ¿Aceptamos a los demás como son y construimos juntos generando un flujo apropiado entre dar y recibir?
  8. ¿Establecemos nuestros límites, los comunicamos y respetamos los límites de todo alrededor? (clic aquí para leer el texto sobre establecer límites)

Después de hacernos esas 8 preguntas podemos percibir que las respuestas “SI” nos indican donde nuestra construcción de respeto y responsabilidad está fortalecida y las respuestas “NO” nos muestran donde podemos enfocar la atención a partir de este momento para fortalecer todavía más nuestra expresión. Nuestro destino lo construimos con cada decisión que tomamos aquí y ahora, depende de nosotros usar los recursos disponibles de la manera más constructiva e íntegra posible.

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com
WhatsApp: +57 305 3715480

Artículos PEAhttps://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

 

Comenta