¿Qué nos merecemos?

Aprender a seguir nuestro corazón (clic aquí para leer sobre conectarnos con nuestro corazón) es una de las formas más efectivas para que lleguemos a entender que somos valiosos como somos y que si decidimos ser completos e íntegros en nuestro presente, eso es lo mínimo que merecemos vivir, es a partir de aquí que empezamos a priorizar, de una manera más apropiada para nosotros, las actividades y personas en nuestras vidas.

Algunas de nuestras creencias nos hacen aceptar migajas de la vida porque sentimos de alguna manera que eso es lo que damos, es por este motivo que necesitamos aprender más sobre nosotros mismos e invertir en el desarrollo de nuestras habilidades humanas como un todo, desde la manera en que nos relacionamos con nosotros mismos, como base, hasta cómo damos lo más apropiado de nosotros en cada momento que vivimos. Veamos situaciones que se nos pueden presentar en las cuales podemos escoger un camino más íntegro para nosotros mismos:

  1. ¿Dependemos de que las personas hagan lo que queremos? es más común de lo que pensamos, se da principalmente en las relaciones de poder en que necesitamos sentir que dominamos a la otra persona para sentirnos seguros. Necesitamos aprender a ser autosuficientes y a conocernos tan bien que sepamos qué es lo que realmente podemos dar, para conocer lo que los demás pueden dar también. Todos tenemos nuestros talentos y podemos construir juntos, pero no delegar la responsabilidad de todo lo que queremos y necesitamos, cada uno de nosotros debe hacer su parte. De esta manera, tenemos relaciones más constructivas y dejamos la dependencia emocional de lado para construir relaciones más íntegras.

  2. ¿Consideramos que no recibimos lo que damos? revisemos los motivos que nos llevan a dar, porque muchas veces damos creyendo que es lo mejor para la otra persona sin considerar lo que ella vive. Sólo podemos saber realmente lo que es más apropiado para nosotros, demos más atención a lo que podemos trabajar en nosotros mismos y escuchemos más a los demás, evitando nuestras respuestas automáticas.

  3. ¿Decimos SÍ por satisfacer a los demás? la vida está hecha de momentos, decir sí a todo sin preguntarnos si es lo que realmente es necesario para construir lo que queremos en nuestra vida es decirnos que merecemos cualquier cosa, evaluemos mejor y decidamos de acuerdo a nuestros propios principios y proyectos, respetémonos (clic aquí para leer sobre aprender a decir “NO”).

  4. ¿Nos interesa alguien que está comprometido? este caso puede presentarse, así que antes de que tratemos de convencernos a través de nuestras creencias, o de experiencias personales o ajenas, de que es correcto meterse en el medio de una relación, pensemos en cómo nos gustaría que fuera nuestra relación y si lo que vamos a hacer nos gustaría vivirlo si fuéramos la otra persona de la pareja. Toda acción, o reacción, tiene su efecto, así que por más inmunes que podamos creernos es necesario que evaluemos cada paso que queremos dar.

  5. ¿Trabajamos por amor o por necesidad? los miedos a que nos falten recursos o a que nuestros talentos no sean pagos si los hacemos solos (o se demoren en darnos retorno), o la necesidad de hacernos millonarios porque pensamos que así seremos felices, o porque pensamos que sólo el dinero nos lleva al éxito, esos son algunos de los motivos que nos pueden mantener en una vida regida por el dinero que ni siquiera nos hace sentir plenos, pero por lo menos nos hace sentir seguridad material. Cuestionemos nuestras prioridades en la vida, ¿trabajamos en un lugar que respeta a las personas, al medio ambiente, que tiene valores alineados a los nuestros como personas?, ¿qué haríamos si tuviéramos un último día de vida, iríamos a trabajar en esa empresa? Aquí necesitamos integrar todo con lo que fluimos y ponerlo en el contexto en el que nos encontramos. Recordemos que el éxito es el resultado feliz de un acto, por lo tanto, pasar por encima de nosotros mismos, de nuestros principios y de los demás (por más bien mentalmente justificado que parezca), no es tener éxito, evaluemos nuestras acciones de manera cada vez más consciente.

Nos merecemos un presente íntegro, alineado a nuestros valores y al respeto y el amor que tenemos por nosotros mismos, entonces evaluemos bien las opciones que se nos presentan, todo lo que nos cause duda evaluémoslo mejor todavía, confiemos más en nosotros mismos y en nuestras capacidades y veremos una nueva realidad abrirse ante nosotros (clic aquí para leer sobre cómo decidir por convicción).

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com
WhatsApp: +57 305 3715480

Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

Comenta