Paz Total

Conversando con diferentes personas, he percibido una confusión entre el concepto de paz y felicidad, antes de reflexionar sobre los verdaderos significados expresan que sienten paz porque son felices, pero eso en realidad es apenas paz mental.

Por definición, felicidad es un estado de grata satisfacción espiritual y física. La cuestión aquí es que lo que nos hace estar felices depende de nuestra construcción mental, si decidimos percibir sólo lo positivo entonces dejamos lo negativo de lado, aunque eso en realidad sea lo que resuena con nuestra propia paz. De acuerdo con esta definición, encontramos paz mental en nuestra felicidad construida.

Por otro lado tenemos la definición de paz que es el estado de quien no está perturbado por ningún conflicto o inquietud, esto es, estar libres de conflictos.

Cuando dejamos que nuestra mente perciba lo que sentimos, pensamos, decimos y hacemos, percibimos el nivel de coherencia y paz que hay dentro de nosotros. Esto es una construcción que comienza adentro y se proyecta afuera.

Decidiendo desde nuestra paz entendemos la importancia de nutrir nuevas construcciones que la proyecten. Nuestra mente puede necesitar ajustes para poder volver a su estado de paz, sólo que ahora alineado a nuestro verdadero sentimiento de paz.