Mente Pacífica

La forma en la que experimentamos nuestra vida está en nuestra mente. Cuando le damos atención a cada pensamiento en nuestra mente, entendemos los motivos por los cuales vivimos de esta manera. Cuanto más pensamos en algo, así nos guste o no, más de eso se manifiesta en nuestra vida, pero, ¿y si enfocamos nuestra mente en la construcción de la paz?

Una mente pacífica está siempre presente para percibir todo como es. Entiende que podemos aprender a nuestro propio ritmo expresándonos alineados con nuestra paz en el presente.

Percibiendo nuestra mente, la conocemos y aprendemos a lidiar con ella de acuerdo con nuestro momento presente y lo que es apropiado que procesemos, estamos abiertos para crear nuestra manera personal de integrarla a nuestra experiencia. Estas acciones son esenciales para una mente pacífica:
  1. Concentrar nuestra mente en nuestra respiración.
  2. Escuchar a todos.
  3. Activar nuestra mente en el modo percepción.


Movernos a la realidad de aprendizaje infinito es esencial para alinear nuestra mente a nuestro propósito de paz. Una mente que entiende que somos únicos como parte de todo, se alinea a si misma a lo que es realmente apropiado para contribuir a través del aprendizaje.