pensamientos constructivos

Mente Constructiva: 4 pasos para reprogramar nuestros pensamientos

 

Para ser y estar conscientes de nuestra expresión (gestos, palabras, actos, emociones) el primer paso es ejercitar la presencia mental, la cual logramos a través de la integración de nuestra percepción del mundo y nuestra atención, como leímos y practicamos en el artículo 4 pasos para mantener la mente en el presente (clic aquí para leer el artículo completo).

Cuando nuestra mente está presente, podemos enfocarla en nuestro propio proceso de construcción, pero ¿cómo puede ser útil?, fácil, vamos a empezar a trabajarlo por partes. En este artículo entenderemos cómo usar la mente presente para reprogramar nuestros propios pensamientos, ya que son ellos los responsables por la tercera parte de nuestro estado de ánimo y nivel de energía (por los otros dos tercios la percepción y la expresión).

Todos hemos crecido en ambientes diferentes y, de forma inconsciente, estamos sometidos, constantemente, a información que nos hace enfocarnos en el lado “destructivo” de la vida. Y, como es lo que más recibimos, vemos que nuestras conversaciones con las personas se vuelven un campo fértil para hablar de los demás, quejarnos, sentir pesar, citar tragedias, en fin, de hablar de cosas que no podemos transformar. Y eso efectivamente influencia nuestro humor y nuestra energía.

Hoy vamos a enfocar nuestra atención en cómo sintonizarnos, conscientemente, con el lado constructivo de la vida para reprogramar nuestros pensamientos (clic aquí para leer sobre empoderamiento de hábitos). Para esto vamos a seguir estos 4 pasos diariamente hasta integrarlos a nuestros hábitos:

  1. Buscar fuentes de información constructiva para remplazar la información destructiva. Puede ser a través de internet, televisión, personas con las que interactuamos, etc. Por ejemplo, en vez de investigar sobre lo que le hace mal al cuerpo, buscar sobre lo que le hace bien.
  2. Percibir los pensamientos que surgen durante el día. Si generan preocupación, ansiedad o cualquier sensación destructiva vamos a buscar motivos constructivos personales para resignificarlos. Por ejemplo, pienso que necesito dinero para pagar una cuenta, veo que puedo organizar una rifa, hacer un trabajo extra o vender algo que no me sirve y me doy cuenta de que puedo conseguir el dinero, entonces enfoco mis pensamientos en la acción que voy a tomar para conseguir la cantidad necesaria, puede ser que hasta consiga más.
  3. Enfocar los pensamientos en nosotros mismos, y en los proyectos en los que estamos involucrados, pues es donde podemos efectivamente asumir la responsabilidad de la transformación. ¿Para qué pensar en los motivos de otras personas, que son responsabilidad de ellas, si podemos estar usando ese tiempo para expandir nuestra consciencia y construir? Pensemos en eso.
  4. Encontrar, por lo menos una vez al día, un lugar en el que admiremos todo lo que percibimos con nuestro sistema perceptivo, y nos sintamos tranquilos, y pensemos en todo lo constructivo que hemos vivido y como podemos integrarlo a nuestra vida, a nuestros proyectos.

Es nuestra decisión escoger con lo que queremos conectarnos (clic aquí para leer sobre conectarnos con nuestro corazón). Entre más personas conscientes de su propia vida y dispuestas a contribuir de manera asertiva, tenemos mejores resultados remodelando el mundo en que vivimos, construyendo todos los días con más asertividad e innovando para transformar lo que sea necesario.  Yo elijo conectarme con lo que contribuye para mi integridad para transformar el mundo con la contribución de todos y todo a mi alrededor, ¿y tú?

Compartamos este método fácil con las personas que quieran recuperar su energía y sentirse empoderadas.

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com
WhatsApp: +57 305 3715480

Artículos PEAhttps://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

 

2 Comments

Comenta