chakras experiencia terrenal

Chakras y Experiencia Terrenal

 

A medida que integramos información de manera más consciente, percibimos que todas las áreas son un reflejo de los seres humanos, por ejemplo podemos percibir en la ingeniería civil cómo es esencial construir bases sólidas, con materiales de calidad, a partir de un propósito claro, o en la agronomía la importancia de nutrir y cuidar lo que sembramos, así que en este momento, de acuerdo con el propósito del título de este texto, podemos integrar los conceptos energéticos de los chakras a nuestra experiencia terrenal.

Según diferentes perspectivas en el mundo (hinduismo, teosofía, gnosticismo, nueva era) los chakras son los principales centros de energía en nuestro cuerpo y están integrados a nuestro mundo físico, mental, emocional, sentimental y expresivo. Actualmente podemos encontrar 7 chakras relacionados directamente con nuestra experiencia terrenal, por este motivo la lista de conexión entre chakras y nuestra vida tiene 7 puntos, entendamos cómo podemos integrarlos a nuestra experiencia, de manera constructiva:

  1. Experiencia desde el nacimiento hasta los 7 años (chakra muladhara/raíz): este chakra, representado por el color rojo, es el de nuestro anclaje a tierra, como niños necesitamos aprender a relacionarnos con el medio, a comunicarnos, a desarrollar nuestra seguridad, por eso es necesario que seamos ejemplos lo más íntegros posibles para los niños que llegan al planeta.
  2. Experiencia desde los 7 hasta los 14 años (chakra svadhisthana/sacro): este chakra, representado por el color naranja, es el de nuestra fuerza/expresión creativa y energización, es el momento de adquirir hábitos que construyan nuestras células y descubrir nuestros talentos, de aprender a crear/expresar desde el corazón aquello con lo que fluimos, por eso es necesario fomentar la experimentación consciente, y con orientación apropiada.
  3. Experiencia desde los 14 hasta los 21 años (chakra manipura/plexo solar): este chakra, representado por el color amarillo, es el centro de nuestras emociones, todo el sistema de creencias que hemos acogido (consciente o inconscientemente) se manifiesta en emociones, y así nos empezamos a relacionar desde un punto de vista más energético. que puede ser usado para aprender sobre nuestra interacción con los demás para decidir qué es lo que queremos llevar de todo lo que hemos aprendido para nuestra próxima fase. Cuando durante este período nos sentimos en paz la tendencia es que fortalezcamos nuestra identidad, en el caso contrario entraremos en una búsqueda de algo que no hemos aprendido hasta sentir que nos encontramos. Con bases sólidas que nos permitan ser quienes realmente somos y expresarnos de manera constructiva y transparente usamos este periodo para potenciar lo que hemos percibido y construido desde que nacimos.
  4. Experiencia desde los 21 hasta los 28 años (chakra anahata/corazón): este chakra, representado por el color verde, es el centro de nuestros sentimientos, donde integramos nuestra experiencia. Este periodo nos lleva a entender, de manera más racional, que podemos construir sentimientos y realidades a partir de nuestro sistema de creencias y de nuestra expresión. Percibiendo que lo que se manifiesta en nuestra vida es 100% nuestra responsabilidad, desde nuestras decisiones, podemos enfocarnos en construir nuestra integridad entendiendo que efectivamente todo tiene un efecto en todo.
  5. Experiencia desde los 28 hasta los 35 años (chakra visuddha/garganta): este chakra, representado por el color azul, es el centro de la expresión/comunicación de nuestra verdad. Para que este chakra sea desarrollado es esencial que estemos conectados con nuestros talentos naturales, con nuestra verdadera identidad, con la idea de que somos todos parte del mismo organismo vivo. En este periodo, con la certeza de lo que queremos construir, encontramos la necesidad de expresarnos de la manera más asertiva, transparente, coherente y respetuosa posible, esto nos permite conectarnos de manera más auténtica con todos y todo a nuestro alrededor. Nuestras acciones, palabras, gestos y expresiones se alinean con nuestro corazón.
  6. Experiencia desde los 35 hasta los 42 años (chakra ajna/tercer ojo): este chakra, representado por el color índigo, es el centro que nos permite percibir con claridad los motivos detrás de las acciones, al percibir la realidad como ella es nuestras habilidades se potencian todavía más, pues aprendemos a relacionarnos de manera más asertiva con los seres apropiados para construir en equipo y a tomar decisiones más conscientes y asertivas en todas las áreas de nuestra vida. Aquí la tendencia es encontrar la medida apropiada de todo para nuestra propia vida.
  7. Experiencia desde los 42 hasta los 49 años (chakra sahasrara/corona): este chakra, representado por el color violeta, es el centro de nuestro sentido de pertenencia al todo, nos permite entender que todo lo externo es un reflejo de lo interno y ser más conscientes sobre lo que queremos manifestar desde nuestra vibración (sentimientos, emociones, pensamientos, palabras y acciones) para construir con consciencia lo más apropiado desde nuestros talentos integrados al contexto.

Estos procesos pueden ser trabajados en cualquier momento de nuestra vida, nuestra percepción nos permite aceptar la experiencia tal como es, siempre es tiempo de integrar diferentes perspectivas que nos permitan encontrar nuestro centro de paz, donde integramos nuestros 3 chakras inferiores y superiores, nuestro corazón. Como un prisma podemos cristalizar nuestra experiencia a partir de los colores.

Con amor,
Ángel

Contacto:

Email: empowered.angel@outlook.com
WhatsApp: +57 305 3715480

Artículos PEAhttps://empoweringangle.com/category/angel/
Linkedinwww.linkedin.com/in/empoweredangel
Instagramhttps://www.instagram.com/empowered.angel/
Facebookhttps://www.facebook.com/empowered.angel0/

 

Comenta