Anticipando el Futuro

Es en el presente que realmente podemos decidir los pensamientos que alimentamos para expresarnos en consecuencia. Al percibir nuestra actividad mental, nos conectamos con la posibilidad de traernos al presente, haciendo que nuestras decisiones sean la base de nuestro futuro de paz, en vez de una ilusión que genera ansiedad (clic aquí para leer sobre pensamientos y emociones).

Nuestra mente quiere racionalizar para que todo suceda como es planeado, pero siempre hay un factor de imprevisibilidad que genera frustración mental. Esto responde a nuestra construcción inconsciente en la que tratamos de construir nuestra confianza desde la mente con la que nos identificamos (clic aquí para leer sobre construcción mental).

Entendiendo que nuestra mente funciona como una antena que capta más de lo que sintonizamos, podemos integrarla a nuestra experiencia como parte del proceso de construcción desde nuestra paz interior (clic aquí para leer sobre mente pacífica).

Cuando evaluamos cada pensamiento, opinión o idea, y sólo damos atención a lo que resuena con nuestra paz interior, anticipamos el futuro desde la construcción de nuestra expresión de paz, fortaleciendo nuestra confianza en lo que sembramos.